La caída del consumo induce una bajada de precio en las obleas de silicio de memoria

  • Noticias y Actualidad

Ley Europea Chips 4

Desde inicios de este año la demanda de productos electrónicos de consumo ha descendido, lo que a corto plazo afectará a los precios de las obleas de silicio. El segmento que más acusará este efecto es el de obleas para la fabricación de chips NAND Flash, que para el tercer trimestre de 2022 podrían caer entre un 5% y un 10%.

Los consumidores están moderando el gasto en electrónica de consumo, lo que en los próximos meses impactará en el precio de las obleas de silicio empleadas en la fabricación de chips. El indicador más fiable de este comportamiento es el precio de las obleas NAND Flash, que en el mes de mayo podría iniciar una caída, desembocando en una depreciación de entre el 5% y el 10% para el tercer trimestre de 2022.

Así lo creen los expertos de TrendForce, que en su último informe aseguran que el crecimiento de la inflación y los problemas derivados de la guerra en Ucrania están afectando negativamente a las previsiones del mercado. Anteriormente esperaban que el problema de contaminación en la fábrica de Kioxia/WD elevaría los precios de las obleas de memoria, pero la situación actual está generando una incertidumbre que está frenando el gasto en productos de almacenamiento de estado sólido.

Aunque a mediados de año comienza la tradicional temporada alta de este mercado, este año las cifras serán más moderadas. En el ámbito de los SSD empresariales no se percibirá tanto este efecto a corto plazo, ya que se espera que la demanda de los centros de datos se mantenga sólida en el segundo y tercer trimestre del año. Esto permitirá que los precios de los clientes de SSD, eMMC y UFS permanezcan estables. Pero teniendo en cuenta que el mercado de memoria podría entran en sobreoferta, los expertos prevén que el precio de las obleas para la fabricación de estos productos podría descender en torno a un 0,5%.

Los responsables de que el mercado pueda entrar en sobreoferta son la debilidad de la demanda de Chromebooks, cuyas ventas han caído con fuerza desde comienzos de año, y la caída de ventas de portátiles destinados al gran consumo, que no terminará de compensarse con las ventas de equipos empresariales.

Desde el punto de vista de los proveedores de memoria y SSD, Samsung está enfocándose en el segmento de SSD empresariales, y mantiene sus planes de ampliar su capacidad de producción de chips y dispositivos de memoria. Por su parte, el fabricante chino Yangtze Memory Technologies Corp. (YMTC) continúa con sus planes de lanzar sus nuevas obleas de más chips con más capas en el segundo semestre de 2022, animado por su éxito al ingresar en la cadena de suministro con sus primeros productos de memoria NAND flash.

Las perspectivas de los expertos de TrendForce son que la debilidad de la demanda se mantendrá a lo largo de todo 2022, a pesar de que algunos fabricantes como los ya mencionados continuarán incrementando su capacidad de producción. A consecuencia de ello, lo más probable es que a partir del segundo semestre el mercado entre efectivamente en sobreoferta, aunque algunos productos mantendrán unas ventas y precios más o menos estables e, incluso, podrían crecer en el tercer trimestre.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology