Memoria conectada ópticamente para centros de datos componibles

  • Noticias y Actualidad

Fibra óptica

Investigadores de varias universidades de Perú, Brasil, Suiza y Estados Unidos han desarrollado un esquema de conexión de memoria basada en la fotónica de silicio pensada para acelerar la infraestructura componible de los centros de datos. Esta tecnología permite reducir el consumo de energía por bit y aprovechar mejor el rendimiento de los dispositivos de memoria de nueva generación.

La infraestructura desagregada permite a los operadores de centros de datos mejorar la eficiencia del hardware a escala, obteniendo beneficios propios de la computación en la nube empleando infraestructura local, como una reducción de ciertos costos y un aumento de disponibilidad. Esta forma de diseñar la arquitectura de las instalaciones está popularizándose, y la industria busca formas de desagregar no solo el almacenamiento, sino también la memoria principal de los nodos de computación para optimizar los flujos de datos.

Siguiendo este camino de investigación, un equipo compuesto por expertos de varias instituciones académicas americanas y europeas ha presentado recientemente un estudio sobre las posibilidades que ofrece la fotónica de silicio en el ámbito de los centros de datos componibles/desagregados. Estos investigadores pertenecen a la Universidad de tecnología e ingeniería de Lima (Perú), la Universidad de Campinas, en São Paulo (Brasil), la INICTEL-UNI, en Lima (Perú), la ETH de Zúrich (Suiza) y la Universidad de Columbia, en Nueva York (EEUU).

En su paper explican que han evaluado un esquema de Memoria Conectada Ópticamente (OCM), una arquitectura que desagrega la memoria principal de los nodos de computación en los centros de datos. Este diseño se basa en resonadores de microanillo (MRR) y no requeriría ninguna modificación en los módulos de memoria RAM, lo que facilitaría mucho su implementación en los centros de datos existentes.

Para demostrar la viabilidad de su propuesta han calculado el consumo de energía de los dispositivos fotónicos reales empleados en sus investigaciones y han integrado estos datos en un simulador capaz de medir el rendimiento. Según sus resultados, la tecnología OCM permitiría interconectar cuatro canales de memoria DDR4 a un nodo informático empleando solo dos líneas de fibra óptica.

Y el consumo energético por bit en esta configuración sería de tan solo 1,02 pJ, con un incremento de la velocidad de hasta 5,5 veces, frente a una memoria desagregada con conectores NIC 40G PCIe enchufados a los nodos de computación. Esto permitiría reducir los costos de operación en los centros de datos y elevar sensiblemente el rendimiento de la memoria principal, una propuesta muy interesante para los operadores de la industria que están pensando en adoptar arquitecturas componibles/desagregadas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital