Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Desarrollan un nuevo sistema de almacenamiento magnético basado en luz

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 5 genérica

Un equipo de investigadores de la Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne acaba de anunciar una nueva tecnología que podría revolucionar la industria de almacenamiento de datos. Se trata de un sistema que combina las ventajas de los sistemas ópticos de escritura con las del almacenamiento magnético, que proporciona mucha más capacidad y está más extendido en la industria.

Tradicionalmente, la tecnología de almacenamiento óptico ha estado completamente separada del almacenamiento magnético o eléctrico, en todas sus formas, pero ahora se acaba de anunciar la posibilidad de usar la luz para registrar datos en una superficie magnética. Este descubrimiento, por ahora teórico, ha sido realizado por un equipo de la Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL), en Lausana (Suiza), y supone un gran salto cualitativo con respecto a las anteriores investigaciones sobre este tema.

Esto se debe a que hasta ahora era necesario enfriar el sistema a -180º C, y estos científicos han teorizado la forma de hacerlo a temperatura ambiente. Esto dejaría atrás los problemas derivados del calor excesivo que se genera en los discos duros HAMR o MAMR. A grandes rasgos, esto se ha logrado empleando un soporte magnético en el que se combina una capa sensible al magnetismo, donde se registran los datos, y otra sensible a la luz, y capaz de generar un cambio de magnetismo en la capa subyacente.

Según ha explicado en su artículo László Forró, físico de la EPFL, “la clave era hacer que la tecnología funcionara a temperatura ambiente”. Y lo han conseguido empleando una heteroestructura de haluro de petrovskita / óxido de petrovskita, que conformaría la capa sensible a la luz, y que permitiría la reversibilidad del estado magnético de los bits en la superficie del disco.

En su artículo, los autores de esta investigación han explicado su descubrimiento diciendo: “Presentamos un método para facilitar la escritura de bits magnéticos ópticamente. Utilizamos un emparedado de un material altamente sensible a la luz (MAPbI3) y un material ferromagnético (LSMO), donde la iluminación de MAPbI3 conduce los portadores de carga al LSMO y disminuye su magnetismo. Esta es una alternativa viable de la tecnología de grabación magnética asistida por calor (HAMR), que hacía mucho tiempo que calentaba el material del disco durante el proceso de escritura”.

Hay que destacar que este método es todavía experimental, pero una vez que progresen en el desarrollo de esta tecnología podrían ver la luz nuevos sistemas de almacenamiento magneto-ópticos, con mucha más capacidad y un consumo de energía potencialmente menor. Concluyeron diciendo que “ahora estamos buscando inversores que estén interesados en continuar con la solicitud de patente, y socios industriales para implementar esta idea original y prueba de principio en un producto”.