Los centros de datos buscan grandes contratos de energía eólica marina

  • Noticias y Actualidad

energia, molino de viento, industria

Ante el crecimiento desmedido del precio de la electricidad industrias como la de centros de datos están cambiando su estrategia de adquisición de energía, y miran cada vez más a las renovables. Según un estudio reciente, en los próximos años se interesarán más por formalizar grandes contratos PPA con empresas generadoras de energía eólica marina, un sector que está creciendo mucho en regiones como Europa.

En el último año el precio de la luz se ha disparado, afectando gravemente a muchas industrias consumidoras de gran cantidad de energía. Entre ellas está la de centros de datos, que está creciendo a medida que progresa la transformación digital, y está teniendo dificultades para mantener los costes energéticos. A su vez, las empresas del sector están empezando a aplicar conceptos de sostenibilidad en diferentes campos para reducir su huella de carbono, y uno de ellos es el modelo de consumo energético. Cada vez más grandes operadores de centros de datos buscan contratos con proveedores de energías renovables, pero están teniendo problemas para formalizar acuerdos a largo plazo.

Según una investigación realizada por la empresa de análisis Pexapark, especializada en el mercado energético, en 2021 se alcanzó un récord en los acuerdos de compra de energía verde. Esto incluye a los clientes de centros de datos, que el año pasado compraron 31 Gigavatios de energía a través de contratos PPA, especialmente las grandes firmas como Amazon y Google, las más comprometidas con las energías renovables. Pero el gran incremento en el precio de la energía va a impulsar grandes cambios en el sector, y cada vez es más difícil para los operadores obtener estos contratos, y están cambiando su enfoque.

Los responsables de este informe afirman que a partir de este año los grandes consumidores y, entre ellos, los grandes proveedores de la nube, comprarán directamente a los grandes proyectos de generación de energía eólica marina, y que los tradicionales contratos a largo plazo, de 10 años de duración, irán disminuyendo. En este documento, los investigadores dicen que “el año 2021 posiblemente quedará en la historia como un ejemplo vivo de los desafíos que implica la gestión de las energías renovables expuestas al riesgo de precio”.

Explican que “ahora estamos viendo los contornos de un nuevo modelo operativo y de inversión en energías renovables que surge del ruido de la frenética actividad de negociación. El mercado está madurando y los inversores y operadores de energías renovables serán más grandes, más diversificados en tecnologías y mercados y maestros en la gestión de riesgos energéticos”.

Sus previsiones indican que la gran volatilidad del mercado que se ha visto en 2021 se agravará a partir de este año y creen que en esta etapa hacen falta “jugadores fuertes y capaces que tengan el balance y las habilidades para asumir estos nuevos desafíos”. Prevén que la baja disponibilidad y los elevados precios de los contratos PPA a largo plazo generará nuevos desafíos para los proveedores y los compradores, tanto por la madurez de algunos mercados como por el impacto cada vez mayor en el precio por las turbulencias que se están produciendo en otros mercados energéticos.

Dadas las necesidades energéticas de industrias con un alto consumo, como es el caso de los centros de datos, se espera que muchos clientes opten por la copra de la capacidad de parques eólicos marinos completos, ya que no tendrán tantas opciones para obtener contratos PPA como se ha hecho en los últimos años. Los expertos dicen que “primero, la adquisición sobre la base de un mero PPA es insuficiente y es posible que se requieran inversiones de capital en los activos subyacentes de PPA para asegurar volúmenes”.

En segundo lugar, destacan que “el requisito de volúmenes absolutos hará que esos compradores graviten hacia la única clase de activos renovables que puede producir volúmenes de energía a una escala igualmente gigantesca”. Y consideran que el escenario ideal está en los parques eólicos marinos, que están proliferando en diferentes regiones, como es Europa, ya que tienen todos los requisitos necesarios para satisfacer las necesidades de los grandes consumidores.

Concretamente, afirman que “son lo suficientemente grandes como para respaldar la creciente demanda de energía y necesitan socios financieros que hagan que la participación de capital no solo sea impactante”. Y aseguran que este modelo de generación de energía permite añadir recursos a necesidad con más facilidad que otras tecnologías, lo que constituye una gran oportunidad de inversión para el futuro. Aunque, dados los problemas de disponibilidad e energía, los expertos de la industria datacenter también creen que se producirá un aumento de la compra de energía nuclear en regiones como Europa, ya que la UE está reconsiderando su postura en torno a esta energía, que permitiría sobrellevar mejor la transición desde las fuentes contaminantes a las energías renovables.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital