Se acelera el cierre de los centros de datos locales

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

A raíz de la pandemia muchas empresas han decidido cerrar sus centros de datos locales, una tendencia que según los expertos va a acelerarse en los próximos dos años. La carga que supone la infraestructura heredada dificulta la adopción de nuevas tecnologías para muchas organizaciones, que están trasladando su infraestructura a la nube o a proveedores externos.

Durante la pandemia muchas empresas se han volcado en la adopción de servicios en la nube, en busca de nuevas capacidades que exceden lo que puede ofrecerles su infraestructura heredada. Según una encuesta realizada a 1.600 profesionales de TI por los especialistas en redes de Arkaya, el 51% afirma que su organización tiene planes para cerrar todos sus centros de datos en los próximos dos años. Otro 27% dice que eliminarán, al menos, una de sus instalaciones, y en general todas estas empresas los cambiarán por infraestructura de computación en la nube.

Los investigadores creen que este cambio está motivado por la rápida introducción de los modelos de trabajo híbridos, que han obligado a las empresas a adoptar soluciones en la nube y aplicaciones SaaS. En respuesta a las preguntas realizadas por los expertos del medio Data Center Knowledge, Dave Ginsburg, vicepresidente de marketing de productos de Aryaka, ha explicado que a medida que las empresas adoptan soluciones basadas en la nube se hace patente que no es posible volver atrás y ubicar este tipo de cargas de trabajo en el centro de datos tradicional, lo que está motivando el cierre de instalaciones.

Por otro lado, los expertos señalan que la situación generada por la pandemia ha dado más importancia a las tecnologías WAN y SASE, fundamentales para habilitar las capacidades de trabajo remoto, entre otras aplicaciones. Ginsburg afirma que “esto crea la necesidad de una reasignación de ancho de banda muy dinámica, cuando los empleados se mudan de una ubicación remota a las instalaciones, ya sea en la sede central o en las sucursales. Hay flexibilidad en ese movimiento, y así, la red también tiene que ofrecer el mismo nivel de flexibilidad”.

El último informe de Aryaka sobre el mercado WAN muestra los cambios que se están produciendo en las empresas a raíz del establecimiento de modelos de trabajo híbrido, que están cambiando radicalmente su enfoque sobre la infraestructura TI. Casi la mitad de sus encuestados afirman que entre el 25% y el 50% de sus empleados han trabajado de forma remota en los últimos 18 meses, y en torno a un 25% dice que en este tiempo han cerrado entre el 25% y el 50% de los puestos de trabajo tradicionales.

Una vez que finalice la crisis sanitaria, el 43% prevé que hasta la mitad de sus empleados seguirá trabajando de forma remota, lo que reduce la necesidad de entregar aplicaciones y servicios desde los centros de datos locales. Ginsburg comenta que esto es indicativo de lo que denominan la “empresa híbrida permanente”, un enfoque según el cual las empresas priorizan la nube y los proveedores de servicios frente a la TI local.

Esto se ve reforzado por los resultados de la encuesta, que muestran que un 35% de los entrevistados tiene la intención de cerrar sus centros de datos heredados y pasarse a la nube en los próximos 12 meses, y otro 16% planea hacerlo entre los próximos 12 a 24 meses. Del resto, un 27% tiene intención de eliminar algunas de sus salas de servidores y reemplazarlas por servicios de infraestructura en la nube.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital