El futuro de los centros de datos europeos está en el modelo “Green Giant”

  • Noticias y Actualidad

Green Datacenter_Campus_Centro de datos

Expertos de la industria de centros de datos afirman que la infraestructura digital de Europa está lista para la llegada de un nuevo tipo de centros de datos que sustentarán el ecosistema digital con un menor impacto ambiental. Se trata de los denominados Green Giant, grandes instalaciones ubicadas fuera de las principales zonas urbanas, cuya planificación y modelo operativo se basan en más en la sostenibilidad que en la proximidad, sin descuidar la calidad de los servicios.

La evolución del ecosistema digital en Europa está siguiendo un camino ligeramente distinto al de otras regiones, ya que muchos gobiernos, líderes empresariales e industrias de la región apoyan las nuevas tendencias hacia la ecología y la sostenibilidad medioambiental. Esto está cambiando la forma de entender la economía, e industrias como la tecnológica están respondiendo positivamente, cambiando el modelo operativo y de negocio para reducir su impacto negativo en el medio ambiente y la sociedad.

Como ejemplo de esta transición, en un reciente informe realizado por Liebreich Associates para el Start Campus de Portugal los expertos afirman que el futuro digital de Europa se construirá en torno a los centros de datos Green Giant. Se trata de instalaciones que consumen cientos o miles de Megavatios, construidas fuera de las principales zonas urbanas, en lugares que permiten un diseño y modelo operativo profundamente sostenible.
En palabras de Michael Liebreich, fundador y director ejecutivo de Liebreich Associates: “durante la última década, las innovaciones en el diseño y la escala de los centros de datos han permitido a los proveedores de hiperescala satisfacer el creciente crecimiento de la demanda de servicios digitales sin aumentar su demanda total de energía. Sin embargo, existe un límite a lo que se puede lograr con centros de datos cada vez más grandes en los centros urbanos abarrotados y restringidos de Europa. Los Green Giants son el siguiente paso lógico”.

Los responsables de esta investigación explican que, gracias a este enfoque basado más en la sostenibilidad que en la proximidad, las instalaciones Green Giant serán capaces de ofrecer servicios un 25% más baratos que los mejores centros de datos urbanos actuales. Comentan que en la última década el volumen global de datos ha aumentado a una tasa interanual compuesta de más del 40%, y se espera que sigan creciendo a una CAGR cercana al 25% en los próximos 10 años, una tendencia que la pandemia ha reforzado.

Ante el crecimiento de la demanda de la nube y de las aplicaciones digitales los operadores de la nube están teniendo grandes dificultades para seguir expandiéndose en los principales mercados de centros de datos de Europa, los conocidos como FLAP-D (Frankfurt, Londres, Ámsterdam, París y Dublín). La escasez de suelo disponible, energía, agua para refrigeración y mano de obra cualificada está minando su capacidad de ampliación, por lo que están buscando alternativas.

Esto está trasladando el interés hacia otras localizaciones alejadas de las principales ciudades, a lo que se suman las tendencias de sostenibilidad que están lastrando el crecimiento de los centros de datos en zonas urbanas, donde compiten con las empresas y los consumidores por recursos como la  electricidad o el agua. Y en este contexto ha entrado en juego la necesidad de ser más ecológicos, una tendencia reforzada por las nuevas y más estrictas regulaciones europeas en materia de sostenibilidad. 

Ya no basta con realizar compras masivas de energías renovables para compensar el impacto ambiental, sino que los clientes demandan cada vez más que los servicios que disfrutan se basen 100% en energías verdes, y miran con más atención cuestiones como el impacto del ciclo de vida completo, desde la construcción de las instalaciones a las políticas de reciclaje y el final de la vida útil de los equipos, lo que apoya su propia estrategia de reducción del impacto ambiental.

Todas estas cuestiones están dando vida a esta nueva generación de centros de datos que los expertos denominan Green Giants, que tienen una serie de características definitorias. Se trata de instalaciones de más de 100 megavatios, que se ubicarán fuera de los mercados FLAP-D, en lugares con mayor disponibilidad de tierra, energía, agua, mano de obra y conectividad a redes de nueva generación. Esto permite reducir el coste de la construcción, pero también de las futuras ampliaciones.

Además, los Green Giants se construirán en lugares con un acceso a energía renovable a gran escala, que en muchos casos provendrá de más de una fuente, y que en general buscarán una conectividad basada en cables directos/privados, huyendo de las redes públicas, más saturadas e ineficaces. Estas instalaciones se integrarán profundamente en el sistema energético regional, e impulsarán la construcción de nueva capacidad de generación de energía renovable para brindar servicios energéticos auxiliares y monetizando el excedente de calor.

Por otra parte, estos centros de datos buscarán una mayor resiliencia a través de tecnologías modernas de almacenamiento de energía sin aumentar las emisiones de carbono dentro de las instalaciones y en su cadena de valor. Y también buscarán localizaciones que faciliten la reutilización de la infraestructura existente, tanto para el acceso físico como para la conexión a las redes de suministro y comunicaciones existentes. Finalmente, los expertos destacan que los Green Giants se diseñarán para optimizar al máximo la reutilización de recursos y la sostenibilidad en relación al suelo, la energía, el agua y las redes.

Como ejemplo de este modelo señalan el campus de centros de datos de 495 Megavatios que comenzará a construirse en 2022 en Portugal, que aprovechará una estación de generación de energía renovable dedicada con capacidad de 1 Gigavatio. La ubicación de este nuevo campus aprovechará la proximidad de esta central y de líneas de datos de alta velocidad, y servirá para proporcionar capacidad a hiperescala de una forma más sostenible, segura y resistente con un costo de energía mucho más bajo que en los mercados FLAP-D. Y se espera que gracias a este modelo el campus tenga unos costos operativos entre un 20% y un 25% más bajos que sus homólogos en estos mercados.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital