Irlanda se replantea el crecimiento sostenible de los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

Recientemente, el parlamento irlandés ha recibido una propuesta para examinar más a fondo la política actual aplicada a la industria datacenter, que actualmente se beneficia de ciertas ventajas. Según explica el político responsable de esta, esto ha llevado a un crecimiento descontrolado del sector, que podría ser insostenible ante el crecimiento de datos que es espera en los próximos años.

En una reciente sesión de la Asamblea irlandesa (Dáil Éireann), el político representante de la organización People Before Profit, Bríd Smith, ha planteado una propuesta para reevaluar la estrategia gubernamental para fomentar el crecimiento de la industria de centros de datos. Actualmente las empresas del sector cuentan con un estatus especial y con un permiso que les permite acelerar la planificación y construcción de las instalaciones. Smith plantea que estas políticas no están en sintonía con los objetivos climáticos de Irlanda.

Afirma que “existe una alarma creciente por la expansión de los centros de datos, lo que están haciendo con nuestras esperanzas de alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, así como nuestros objetivos climáticos, y si una política económica basada en el crecimiento ilimitado de los centros de datos es compatible con cualquier posibilidad de hacer frente a una catástrofe climática”. En su opinión, la situación se está saliendo de control, y los supuestos beneficios de fomentar el crecimiento de la industria tecnológica vinculada a los centros de datos podrían acabar generando problemas.

Dice que para 2030 la mitad de toda la energía renovable del país será absorbida por los centros de datos, y esto deja en desventaja a otros sectores, y a los propios irlandeses. Este político planteó el problema directamente al Ministro de Entorno, Clima y Comunicaciones, y Ministro de Transporte Eamon Ryan, quien explicó que esta cuestión es asunto del Tánaiste y del Ministro de Empresa, Comercio y Empleo, pero reconoció que este tema es importante y debe considerarse a la hora de evaluar los objetivos climáticos.

Está convencido de que su planificación coincide con otros objetivos del país, incluidos los de descarbonización. Dijo que “todos los sectores de la economía, como el transporte, la agricultura y los sectores industriales, incluidos los centros de datos, deben encajar en nuestro nuevo plan de acción climática. No podemos permitir que la política industrial esté por delante de la política de sostenibilidad”, por lo que se comprometió a evaluar esta propuesta para enfocar correctamente la situación de cara al futuro.

En cualquier caso, el país está evaluando su política energética y los centros de datos son un punto a tener muy en cuenta, ya que son importantes consumidores de energía. Además, Europa está cada vez más comprometida con el desarrollo sostenible de la industria de centro de datos, y países como Irlanda, donde el sector está creciendo rápidamente, necesitan alinearse con este impulso de cambio para estar en sintonía con el resto de la Unión.

La consecuencia de esto es que, con mucha probabilidad, las futuras medidas de regulación energética afectarán a las ubicaciones y las condiciones de construcción de futuros centros de datos en el país. Por ahora, se ha planteado que el 70% de la electricidad del país provendrá de fuentes renovables para el año 2030, y el proveedor estatal de energía EirGrid, espera que, para entonces, la demanda de los centros de datos representará el 27% del consumo. Se trata de un gran crecimiento con respecto al 11% de 2020, algo que podría complicar la adecuada gestión de la energía en el país.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology