Dudas sobre la regulación europea de sostenibilidad para los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Green Datacenter_Campus_Centro de datos

La industria europea de centros de datos se está moviendo para cumplir con objetivos ambiciosos en materia de sostenibilidad, ante la posibilidad de que la UE lance una regulación restrictiva. Pero los expertos del sector están preocupados porque consideran que actualmente sería muy complicado lanzar una normativa que pueda cumplir la mayoría de empresas, lo que podría ser muy perjudicial para la industria.

En los últimos tiempos la Unión Europea está creando nuevas regulaciones en materia de sostenibilidad medioambiental y eficiencia energética que afectan a diferentes sectores de la economía de la región, y los centros de datos están poniendo sus barbas a remojar. A principios de este año, 25 empresas del sector y 17 asociaciones relacionadas firmaron un acuerdo denominado “Climate Neutral Data Centre Pact”, que platea objetivos ambiciosos a alcanzar para 2030, alineándose con las corrientes de sostenibilidad medioambiental que empiezan a expandirse en la UE.

En este pacto los firmantes se comprometieron a implementar cambios significativos que les permitirán ser más eficientes y sostenibles, ante la posibilidad de que la UE se decida finalmente a lanzar una regulación de sostenibilidad para la industria. Pero desde la Asociación Europea de Centros de Datos (EUDCA) están preocupados porque la UE pueda lanzar una regulación muy restrictiva, que muchas empresas europeas del sector no puedan cumplir, aunque quieran.

En una entrevista emitida en The Data Center Podcast, del medio especializado Datacenter Knowledge, realizada al director gerente de la EUDCA, Alex, Rabbetts, se planteaban diferentes cuestiones relativas a este movimiento de sostenibilidad en la industria de centros de datos de Europa. Esta entrevista perseguía conocer más en profundidad el motivo de este movimiento por parte de la industria europea, y cuál es el sentir del sector ate la posibilidad de que se lancen nuevas regulaciones al respecto.

Rabbetts afirma que tras este pacto está el temor de las empresas sobre que las nuevas regulaciones de sostenibilidad para los centros de datos excedan la capacidad real de las empresas de transformar su modelo operativo y de consumo energético, para ser lo suficientemente sostenibles. Porque con la entrada del nuevo Parlamento Europeo a principios del año pasado ya comenzaron a circular ideas en este sentido, que han ganado tracción a medida que se ha revelado la verdadera dependencia que tiene la economía europea de los servicios digitales.

Al parecer, estas preocupaciones llevaron a la UE a preguntarse cómo funciona verdaderamente la industria que les da soporte, que es la de centros de datos. Ahí comenzaron las dudas sobre la sostenibilidad del sector, que en los próximos años necesitará crecer ante la constante avalancha de datos y el creciente uso de aplicaciones y servicios digitales. Y las dudas surgieron en torno al cómo debería crecer una industria que cada vez consume más energía, y que necesita otros recursos como el agua o espacio para expandirse cerca de los nodos de comunicaciones.

Teniendo en cuenta la posibilidad de que la UE lance una regulación muy restrictiva, la EUDCA decidió anticiparse e impulsó este pacto para la sostenibilidad de los centros de datos. Según Rabbetts, el temor de las empresas del sector era que las personas que tenían poco conocimiento de la industria datacenter redactaran una regulación que fuese perjudicial y que fuera excesivamente restrictiva con la forma de operar y de crecer de las empresas de centros de datos. Porque hasta hace relativamente poco, entre los funcionarios del gobierno europeo había un casi total desconocimiento sobre cómo funciona esta industria.

Además, Rabbetts comenta que es un sector muy complejo y especializado, en el que existen muchos modelos diferentes que conviven juntos, y las normas que valen para unos no sirven para otros. Por ello, desde la EUDCA pensaron que era mejora tomar la iniciativa y alcanzar un compromiso voluntario por parte de la industria, antes de que la UE pudiese lanzar una regulación dañina para el sector. Porque hay factores condicionantes en cada región que dificultan establecer una regulación unificada para toda la UE. Por ejemplo, las características climáticas de cada región, que son determinantes para la tecnología necesaria para el enfriamiento de las instalaciones, por ejemplo. Porque según Rabbetts, “la forma más eficiente de enfriar un centro de datos en Sicilia no es la más eficiente en Finlandia”.

Y explica que “no se puede tener una legislación que empuje a todos los centros de datos a Finlandia porque hace frío. Pero si redacta una legislación que diferencia entre el norte y el sur, entonces está renunciando al objetivo inicial de las leyes en toda la UE”. Esto es un desafío para la industria europea y para la propia UE, pero recalca que la asociación y sus integrantes reconocen el grave problema que supone el cambio climático. Por ello, cree que debe trabajarse desde la industria y desde la administración para construir un modelo que permita el desarrollo sostenible de los centros de datos, sin minar la competitividad de las empresas europeas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology