Los centros de datos se enfrentan a nuevos riesgos por el cambio climático

  • Noticias y Actualidad

Tormenta

El efecto del calentamiento global en el clima es cada vez más evidente, y muchas industrias se deben enfrentar a eventos meteorológicos extremos que ponen en riesgo sus operaciones. Los centros de datos están adquiriendo más conciencia de estos problemas y poco a poco están adoptando estrategias para mitigar los efectos que producen los desastres naturales como tormentas, incendios forestales o inundaciones.

Hasta hace relativamente poco el cambio climático se consideraba un problema poco menos que inventado, pero cada vez está más claro que el calentamiento global está cambiando los patrones meteorológicos, generando eventos climáticos más extremos en los lugares habituales, pero también en zonas que tradicionalmente no han sufrido tantos problemas. La alteración del clima está elevando el riesgo de incendios en zonas forestales y está generando tormentas de gran envergadura e inundaciones en muchos puntos del globo.

En estas situaciones se producen cortes en el suministro eléctrico y de agua y se pueden producir graves daños a las infraestructuras, lo que ya ha tenido consecuencias notables en la industria tecnológica. En los últimos dos años algunas fábricas importantes han visto paralizadas sus operaciones por tormentas invernales o inundaciones, y los centros de datos también han sufrido graves problemas, lo que ha cambiado el punto de vista de la industria sobre el cambio climático.

Como explica Andy Lawrence, director ejecutivo de investigación del Uptime Institute, ahora la sostenibilidad, el medio ambiente y la lucha contra el calentamiento global se han considerado como cuestiones de puro marketing para la industria datacenter, pero ahora muchas empresas del sector están considerando seriamente los riesgos para sus operaciones. En anteriores informes, esta organización vinculada a los centros de datos ha explicado cómo han aumentado los riesgos asociados al cambio climático en el sector, y ahora ofrecen más detalles sobre las acciones de las empresas para prepararse ante posibles problemas.

Según las últimas encuestas de esta organización, cada vez más operadores de centros de datos efectúan evaluaciones internas y externas sobre la vulnerabilidad de sus instalaciones frente a eventos climáticos externos, y están adoptando estrategias para mitigarlos. Lawrence afirma que ahora el efecto del cambio climático comienza a considerarse como un factor de alto riesgo, y no se puede pasar por alto el impacto que pueden tener las catástrofes climáticas en las operaciones.

Un 70% de los encuestados este año afirman que ellos o sus gerentes habían realizado evaluaciones de los riesgos del cambio climático en sus centros de datos. El porcentaje ha aumentado desde el 64% del año anterior, y ahora en torno a la mitad de los gerentes de centros de datos están planeando o poniendo en marcha acciones para mejorar las capacidades de recuperación de sus infraestructuras más críticas ante estas situaciones.

Aunque solo un 10% de los operadores de centros de datos cree que el riesgo está aumentando de forma drástica, lo que para los expertos del Uptime Insittute se traduce en que cientos de miles de millones de dólares invertidos en activos de centros de datos están en riesgo. Afirman que las aseguradoras, los inversores y los clientes tienen esto cada vez más en cuenta, y los operadores deberían pensar en que no tomar medidas de protección o mitigación podría afectar seriamente al negocio en los próximos años.

La encuesta revela que un tercio de los dueños/operadores de centros de datos todavía no ha realizado oficialmente ninguna evaluación de riesgos relacionada con el cambio climático. En muchos casos porque la evaluación de riesgos es un punto esencial a la hora de construir un centro de datos, y se buscan ubicaciones lo más seguras posible desde el principio, pero no siempre es posible. Y, teniendo en cuenta que se pueden producir tormentas invernales o inundaciones en casi cualquier lugar, ninguna instalación puede considerarse totalmente a salvo.

Por otro lado, las investigaciones realizadas por este instituto muestran que esta aumentando el porcentaje de centros de datos que recurren a expertos externos para realizar las evaluaciones de riesgos relacionados con el cambio climático. El año pasado eran una de cada cuatro compañías, y en 2021 es una de cada tres, una tendencia que seguirá avanzando en los próximos años, gracias a que cada vez hay más experiencia y conocimiento sobre los efectos del calentamiento global en la meteorología.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital