Cambio climático y sostenibilidad en la industria de almacenamiento

  • Noticias y Actualidad

Sostenibilidad 3

La sostenibilidad medioambiental está calando en muchas industrias, y los expertos en este campo alertan de la influencia que tienen los eventos meteorológicos extremos y el cambio climático en las estrategias de sostenibilidad. Para grandes firmas tecnológicas como Western Digital esto es una realidad, y están trabajando intensamente para mejorar todos los aspectos relacionados con la eficiencia y la sostenibilidad de sus operaciones y de su cadena de suministro, que en definitiva es la responsable de la mayoría de las emisiones de carbono del negocio.

En los últimos años muchas industrias han cambiado su enfoque en lo que se refiere a la sostenibilidad y los problemas medioambientales, pasando de considerar estos asuntos desde la perspectiva relacionada con el marketing y la imagen de marca a integrar estos conceptos en sus operaciones, buscando ser verdaderamente más eficientes y responsables con el medo ambiente. En un reciente artículo publicado por la escritora y editora Anne Herreria en el Blog de Western Digital, explica que están aumentando las ofertas de trabajo para profesionales con conocimientos y titulaciones específicas en sostenibilidad, incluso par apuestos específicos como el de analista de sostenibilidad.

En su artículo hace referencia a las declaraciones de Ofer Ben-Dov, líder de prácticas de sostenibilidad en la empresa Traction on Demand, dedicada al desarrollo de aplicaciones y partner de consultoría Salesforce. Este experto explica cómo las empresas están cambiando la forma de entender la sostenibilidad, su relación con el cambio climático y el impacto que tiene en los negocios. Hace hincapié en que los efectos del calentamiento global se están sintiendo ya a causa de lo eventos climáticos extremos, y estos están impactando en las industrias a diferentes niveles, afectando a las cadenas de suministro, las operaciones y la comercialización.

Ante estos problemas, en los últimos 10 años las empresas han multiplicado por más de 5 los informes de responsabilidad social corporativa, incluyendo los de desempeño ambiental, social y de gobernanza (ESG), y en 2018 el 86% de las empresas del S&P 500 publicaron un informe de sostenibilidad.

Este es el camino que están siguiendo en Western Digital, y una de los principales responsables es Josh Parker, director senior de sostenibilidad corporativa de la compañía, que tiene como objetivo impulsar los programas de sostenibilidad de Western Digital. Para ello su equipo recopila datos que les permiten evaluar y asesorar a la empresa sobre las mejores prácticas en materia de riesgos y oportunidades basadas en información empírica relacionada con la sostenibilidad.

Según Parker, la mayor cantidad de profesionales de sostenibilidad se encuentran en el departamento legal, porque los objetivos y los esfuerzos de sostenibilidad están íntimamente ligados al cumplimiento normativo. Pero en el caso de Western Digital el enfoque es mucho más amplio. Sus iniciativas de sostenibilidad abarcan tres categorías generales: energía y emisiones, derechos humanos e impactos del ciclo de vida de sus productos de almacenamiento. Y esto abarca gran parte de la cadena de valor de la compañía, desde sus proveedores de materias primas a sus distribuidores y clientes finales.

Ampliando el alcance de la sostenibilidad a toda la cadena de valor

Las soluciones de almacenamiento de Western Digital abarcan multitud de ámbitos tecnológicos, desde los dispositivos de consumo, como smartphones y ordenadores personales, a los grandes centros de datos, con sus servidores y matrices de discos duros. Las empresas que fabrican sus productos o basan sus operaciones de almacenamiento en la tecnología de Western Digital están cada vez más interesadas en extender sus propias exigencias en materia de sostenibilidad a sus respectivas cadenas de valor. Según Parker, ha aumentado mucho el número de clientes que solicitan datos de sostenibilidad al evaluar sus soluciones, y destaca cómo las grandes empresas y los gigantes de la nube, que se nutren de sus discos duros para almacenar grandes cantidades de datos, quieren colaborar para reducir las emisiones de carbono.

Por su parte, Ben-Dov explica que los centros de datos son el corazón de todas las operaciones electrónicas, y estos requieren gran cantidad de energía. Afirma que “a menos que la energía provenga de energía eólica, solar, hidráulica o limpia, tiene una huella de carbono”. Comenta que hace unos años nadie se cuestionaba dónde alojar sus servicios o su infraestructura, o si los servidores o los proveedores de la nube eran los adecuados, en base a criterios de sostenibilidad. Pero esto está cambiando, y los motivos ya no tienen tanto que ver con la imagen de marca o el cumplimiento normativo como con la relación existente entre todos los eslabones de la cadena de suministro.

Parker coincide con su idea de que el cambio climático afecta a la sostenibilidad, teniendo en cuenta que este concepto está filtrándose a las diferentes capas de la cadena de suministro. Y esto cambia cuando sucede un evento extremo que bloquea la posibilidad de adquirir materias primas de un lugar concreto, o de distribuir los productos por las rutas habituales. En su opinión, en los próximos años la sostenibilidad en relación con la cadena de suministro será uno de los principales enfoques para las empresas.

Aprovechando los datos para mejorar la sostenibilidad y las operaciones

Para anticiparse a los efectos que puede tener el clima en las operaciones y el suministro de la compañía, Western Digital creó el Centro de Excelencia de adquisiciones, que desarrolló un modelo predictivo para identificar los posibles riesgos climáticos y determinar su impacto en la cadena de suministro de la empresa. Esto, por ejemplo, les permite llevar un seguimiento de cómo una tormenta puede desplazarse por la geografía, anticipándose al efecto que podría tener en las rutas de suministro que Western Digital tiene en la región afectada.

Con esta información, pueden calcular los riesgos de sufrir interrupciones en el suministro por parte de ciertos proveedores, o modificar sus planes de distribución de sus propios productos, mitigando los bloqueos y mejorando en muchos aspectos, entre ellos la sostenibilidad. Porque para los expertos como Ben-Dov, la cadena de suministro representa entre el 60% y el 90% de las emisiones de carbono de muchas empresas, especialmente las que cuentan con muchas ubicaciones, operaciones de fabricación y su propia flota logística, ya sean grandes fabricantes o minoristas.

Las capacidades desarrolladas en el Centro de Excelencia de adquisiciones de Western Digital se pudieron demostrar durante la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, cuando el equipo de Parker adaptó rápidamente el modelo de predicción de riesgo denominado Predictive Peak para hacer un pronóstico del desarrollo de la pandemia. Esto les permitió anticipar los bloqueos en Japón, Malasia, China y Filipinas con una semana de antelación, lo que les permitió ajustar la cadena de suministro para no interrumpir la producción y los envíos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital