Las nuevas tecnologías impulsan el gasto de capital en los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

En los próximos cinco años la industria de centros de datos incrementará el gasto en servidores a una tasa interanual compuesta del 11%, representando casi la mitad del CAPEX para 2025. Y buena parte de este crecimiento se deberá a la nueva generación de procesadores, a la computación acelerada y a las infraestructuras perimetrales, tecnologías que están ganando presencia en el sector.

Tras los retos que ha enfrentado la industria de centros de datos el año pasado, los operadores se preparan para incrementar el gasto de capital destinado a ampliar y modernizar sus instalaciones. Los investigadores de Dell’Oro Group pronostican que entre 2011 y 2025 el gasto en servidores para centros de datos aumentará a una CAGR del 11%, y acabará representando casi el 50% de todo el CAPEX de la industria para el año 2025.

En este informe los expertos explican que la pandemia ha incrementado la demanda de tecnologías y ha causado cambios importantes en el comportamiento de las empresas y de los consumidores, cada vez más afines a lo digital. Esto ha agravado la crisis de la industria de semiconductores, y se espera que a corto plazo conduzca a un aumento del precio de los servidores y muchos de los componentes más importantes empleados en la informática empresarial y en los centros de datos.

Las estimaciones más recientes apuntan a que este crecimiento podría ser similar al registrado en 2018, cuando los ASP de los servidores aumentaron a una tasa de dos dígitos. Aunque los investigadores de Dell’Oro Group creen que a más largo plazo se alcanzará un mayor equilibrio entre oferta y demanda, gracias al crecimiento y a la diversificación del mercado, y a que las fundiciones de semiconductores lograrán incrementar su capacidad de producción de chips.

En base a esto, ya las tendencias más recientes en el ámbito de los centros de datos, han identificado varios factores que serán responsables de esta previsión de crecimiento en el gasto de capital en la industria. El primero es que los fabricantes de procesadores Intel y AMD tienen una hoja de ruta muy clara para el lanzamiento de sus próximas plataformas para servidores, y las que llegarán a lo largo de 2022 impulsarán el lanzamiento de servidores con un factor de forma más denso y nuevas arquitecturas para los centros de datos.

Por otro lado, están surgiendo nuevas tecnologías de computación acelerada que están ganando peso en el sector, debido a la necesidad de contar con plataformas diseñadas para cargas de trabajo altamente exigentes, como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático. Estos nuevos equipos están basados en GPU, FPGA o en chips específicos para la inteligencia artificial, se están expandiendo en los grandes centros de datos hiperescala de los proveedores de la nube, y entre otros proveedores y empresas de servicios tecnológicos. Según Dell’Oro, para 2025 la tasa de conexión de servidores con este tipo de aceleradores será de un 13%, lo que impulsará el gasto de los operadores de centros de datos.

Finalmente, anticipan que la computación perimetral se expandirá con gran rapidez, gracias a aplicaciones como la conducción autónoma, la automatización industrial o los juegos en la nube, entre otras. Esto supondrá u aumento de las ventas de nodos de computación Edge de acceso múltiples (MEC), que se situarán más cerca de las fuentes de datos, creando nuevas oportunidades de mercado para los proveedores de infraestructuras TI.