Empresas británicas ofrecen una alternativa a la venta de su mayor fundición

  • Noticias y Actualidad

NewPort Wafer Fab - Fundicion Chips - Fabrica UK

Recientemente se anunció la puesta a la venta de Newport Wafer Fab, la mayor fundición de semiconductores británica, que podría pasar a manos de una empresa europea, pero con su matriz en China. El gobierno sigue evaluando la conveniencia de validar la compra, pero mientras tanto un grupo de empresas británicas se ha ofrecido a comprar la fábrica si el gobierno no da el visto bueno a la operación.

La fábrica de chips Newport Wafer Fab ha sido durante mucho tiempo la mayor fundición del Reino Unido, pero hace poco sus responsables la pusieron a la venta, captando la atención de la empresa Nexperia. Se trata de una compañía afincada en los Países Bajos, pero que realmente pertenece a la firma china Wingtec, en la que el gobierno chino tiene una participación del 30%. Tras conocerse este hecho saltaron las alarmas en el país, y el Primer Ministro solicitó al asesor de Seguridad Nacional Sir Stephen Lovegrove que examinase a fondo el proyecto.

En unas recientes declaraciones, Boris Johnson dijo: “tenemos que juzgar si las cosas que están haciendo tienen un valor real de propiedad intelectual e interés para China, si hay implicaciones de seguridad reales. Por su parte, el ex director del Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido ha definido esta operación como un problema estratégico del primer orden, que afecta directamente a sus relaciones con el país asiático.

En realidad, Newport Wafer Fab es una fábrica mucho más pequeña que la mayoría de las instalaciones modernas de la industria, pero no deja de ser la más grande del país y, por tanto, un activo industrial estratégico, capaz de producir unas 8.000 obleas a la semana. El Gobierno no es capaz por sí mismo de hacerse cargo de esta instalación, y en un principio las autoridades permitieron la venta a Nexperia, pero ahora el proceso podría llegar a revertirse.

Antes esta posibilidad, un grupo de nueve empresas británicas desconocidas, lideradas por el experto Ron Black, exdirector ejecutivo de Imagination Technologies, ha lanzado una propuesta para adquirir la fábrica galesa y que siga operando dentro y para el Reino Unido. Esto permitiría mantener en buenas condiciones los contratos de investigación con el gobierno del país, entre los que se cuentan algunos vinculados a aplicaciones de defensa.

Pero de mantener las operaciones en manos de capital e intereses británicos, no se descarta que esta fábrica sea modernizada para atender a la demanda de algunos semiconductores que actualmente sufren de escasez, lastrando a industrias como la automotriz. Además, podría ser un buen punto de partida para el desarrollo de nuevas tecnologías informáticas para centros de datos e inteligencia artificial, campos en los que muchos países están dando pasos para desarrollar sus propios productos, como procesadores, memoria y otras tecnologías emergentes.