Kubernetes plantea nuevos desafíos en las estrategias de copia de seguridad

  • Noticias y Actualidad

Kubernetes

Las empresas están acelerando el uso de tecnologías de contenedores, y muchas se preparan para adoptar Kubernetes en sus entornos de producción, pero deben cumplir los mismos estándares que con otras plataformas. Uno de los campos calve es la copia de seguridad de los datos y las aplicaciones alojados en Kubernetes, lo que plantea una serie de desafíos que deben resolverse antes de pasar a la siguiente etapa.

Kubernetes se está expandiendo en el ámbito empresarial, a medida que las empresas adoptan tecnologías de contenedores para acelerar el desarrollo de aplicaciones y servicios, entre otros avances. Muchas empresas están preparándose para implementar Kubernetes en sus entornos de producción, pero antes deben asegurarse de que se cumplen los mismos requisitos que con otras plataformas alojadas en los entornos de producción. Los expertos de DCIG identifican cinco desafíos que las empresas deberán resolver para lograrlo.

Como explica Jerome M. Wendt, presidente y fundador de esta firma de especialistas en tecnología, el primer reto proviene de la forma en que Kubernetes manejalos datos y los recursos de almacenamiento, que no es igual a como se hace con las máquinas virtuales. Estas son capaces de mantener los datos de las aplicaciones y del almacenamiento si se apaga la aplicación o la máquina virtual de almacenamiento, pudiendo restaurarlos al reiniciarla. Pero ante un apagón de una aplicación o un Pod, Kubernetes recupera automáticamente los recursos asignados, y se pierden los datos asociados.

El segundo desafío que deben enfrentar las empresas que quieren usar Kubernetes en los entornos de producción es que la flexibilidad para iniciar contenedores en cualquier lugar y momento, y en casi cualquier nube, introduce elevados niveles de imprevisibilidad y complejidad, que pueden superar a los de entornos con máquinas virtuales. Por ello, Wendt explica que una solución de respaldo debe abordar los desafíos relacionados con las aplicaciones en contenedores y su almacenamiento efímero. Y debe ser capaza de saber si se necesita o no realizar un backup de cada aplicación en contenedores, ya que no todas lo requieren.

En tercer lugar, está la escalabilidad de las soluciones de copia de seguridad y recuperación, un punto clave teniendo en cuenta que Kubernetes permite poner en marcha y cerrar hasta miles de millones de aplicaciones en contenedores semanal o mensualmente. Esto implica que se debe contar con suficientes recursos de copia de seguridad y recuperación para todas esas aplicaciones y los datos con que están trabajando. El problema adquiere una mayor dimensión cuando se implementa Kubernetes en infraestructuras en la nube, ya que en estos entornos se el volumen de aplicaciones puede crecer o disminuir drásticamente sin previo aviso, y es imprescindible contar con soluciones de respaldo capaces de adaptarse a estos cambios.

El cuarto desafío que identifican los expertos es la amplitud de las capacidades de copia de seguridad de Kubernetes, algo muy importante cuado se debe elegir una determinada solución de backup y restauración. Porque no solo se trata de la capacidad de almacenamiento, sino de otras funcionalidades, como el grado de automatización que se puede aplicar a las funciones de copia de seguridad, a través de scripts y otras fórmulas. En los entornos de Kubernetes más maduros resulta más fácil, pero las empresas que están en camino de implementar esta plataforma de orquestación de contenedores no tienen tan claro lo que van a necesitar en un principio, ni sus requisitos cuando el uso de Kubernetes se expanda.

Por último, está la recuperación de las aplicaciones en contenedores y sus datos, un punto en el que Wendt afirma que se pueden plantear más problemas, incluso, que con la copia de seguridad. En este sentido, el software de recuperación debe ser capaz de asociar cada backup con la aplicación y el usuario al que corresponde, entre otras variables. Esto es difícil, dada la naturaleza temporal de las aplicaciones en contenedores, por lo que se requieren procedimientos confiables para iniciar la recuperación como corresponde en cada caso. Y, en este proceso, es vital que el software pueda comprender las interdependencias entre varis contenedores, lo que implica llevar a cabo una recuperación simultanea de varios contenedores.

Todos estos desafíos revelan hasta qué punto Kubernetes va a tener influencia en el entorno de las copias de seguridad empresariales. Porque al utilizar esta tecnología hay que analizar los requisitos de backup y recuperación de datos y aplicaciones atendiendo a nuevos requisitos, que pueden condicionar la elección de la solución más adecuada, ya sea en la nube, en las instalaciones o en las infraestructuras perimetrales, donde cada vez se ejecutan más aplicaciones de forma independiente.

En general, Wendt explica que el software de respaldo debe ser capaz de realizar una serie de tareas de forma dinámica. Las más importantes son detectar la creación de aplicaciones en contenedores, aplicar la política de respaldo apropiada en cada caso, identificar las dependencias que puedan existir entre diferentes aplicaciones en contenedores y ser capaz de escalar hacia arriba y hacia abajo para gestionar el crecimiento y disminución de aplicaciones activas y sus correspondientes copias de seguridad y restauración.