Proponen construir centros de datos en las depuradoras de agua modernizadas

  • Noticias y Actualidad

Tomorrow Water Datacenter

Una innovadora empresa propone la idea de instalar centros de datos en las depuradoras de aguas residuales modernizadas, aprovechando el excedente de calor para acelerar los procesos en los reactores biológicos. La instalación de estos reactores en plantas antiguas libera espacio que puede aprovecharse para construir un centro de datos, algo muy valioso en regiones muy saturadas donde no queda mucho terreno disponible para este uso.

El calor que liberan los sistemas de enfriamiento de los centros de datos está encontrando diferentes usos para la sociedad y para otras industrias, gracias al ingenio de unos pocos innovadores. La reutilización que se hace actualmente de este excedente está enfocada principalmente al suministro de calefacción en regiones frías, o a proporcionar aire caliente para determinadas industrias cercanas a los centros de datos. Pero, ahora, la empresa Tomorrow Water propone otro uso muy interesante, que es acelerar los procesos en los reactores biológicos que se utilizan en las plantas de recuperación de aguas residuales (WRRF) modernas.

Estos reactores sustituyen a los antiguos mecanismos utilizados en ciertas etapas de la depuración de agua, que ocupaban una gran extensión dentro de las instalaciones. Además, permiten extraer energía de la suciedad extraída del agua, dando como resultado un lodo que, finalmente, va a los vertederos correspondientes. Aprovechando el gran espacio libre que queda en las depuradoras al instalar uno de estos reactores, Tomorrow Water propone construir centros de datos y reutilizar el calor residual de sus sistemas de enfriamiento para acelerar la acción del reactor, y también para secar los lodos resultantes, facilitando su gestión.

Como explican desde esta empresa, subsidiaria de BKT Corea, su iniciativa Tomorrow Water Proyect pretende construir el primer centro de datos de este tipo en la planta de tratamiento de aguas residuales de Jungnang, en Seúl (Corea del Sur). En estas instalaciones emplean un sistema de biofiltración Proteus y BBF de Tomorrow, en lugar de los tradicionales tanques de sedimentación y clarificadores. Mediante este sistema se emplean procesos biológicos activos, basados en el uso de microbios para eliminar la contaminación orgánica, reduciendo el espacio físico que ocupan los equipos de tratamiento.

Corea del Sur es un excelente escenario para este tipo de tecnologías, ya que el espacio físico disponible para los centros de datos es cada vez más escaso, y gracias a que sus modernos sistemas de filtración de agua y reactores biológicos pueden construirse bajo el suelo, queda mucho espacio libre como para construir un centro de datos en la superficie. Y sus creadores opinan que otro mercado con un gran potencial es Estados Unidos, especialmente en las zonas de mayor concentración de centros de datos, donde el suelo disponible es cada vez más escaso.

En el anuncio publicado por la compañía explican que “encontrar el espacio para los centros de datos presenta un desafío, ya que son más necesarios en las principales áreas metropolitanas donde el terreno es limitado o en áreas donde falta la infraestructura necesaria. Por ejemplo, los precios del terreno en el condado de Loudon cerca de Washington DC, donde los centros de datos de Google, Microsoft y Amazon se concentran se han más que duplicado en los últimos años”.

Kim Dong-woo, CEO y fundador de BKT y Tomorrow Water, dice que “se espera que el concepto de construir un WRRF junto con un centro de datos sea una alternativa particularmente atractiva para las grandes ciudades de Estados Unidos, que están experimentando reducciones presupuestarias debido a la pandemia de Covid-19. Es muy probable que grandes instituciones financieras y empresas de construcción cooperen para mejorar la infraestructura de tratamiento de aguas residuales, así como para adquirir el espacio necesario para centros de datos como proyectos de asociación público-privada”.

Continúa diciendo que esta colaboración inicial en la central de recuperación de aguas residuales de Jungnang tiene como objetivo la instalación de un centro de datos en instalaciones modernizadas con sus sistemas modernos de filtrado. Y concluye diciendo que actualmente están trabajando “para asegurar la financiación para desarrollar el primer sistema de centro de datos WRRF del mundo y nos estamos asociando con varias empresas nacionales y extranjeras para promover el desarrollo sostenible en línea con iniciativas medioambientales modernas”, tanto de las Naciones Unidas como de Europa, Estados Unidos y otras regiones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology