Frankfurt se plantea una regulación más estricta para los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Francfort

Siguiendo el ejemplo de Ámsterdam, las autoridades de Frankfurt están planteándose imponer una regulación más estricta para la industria de centro de datos. El objetivo es administrar mejor el poco espacio disponible para este tipo de instalaciones en la región, e imponer unas normas más conservadoras en materia medioambiental.

Frankfurt es una de las ubicaciones más importantes de la industria europea de centros de datos, formando parte de los mercados FLAP (Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París). A medida que el sector crece en la región, los operadores tienen más dificultades para encontrar espacio disponible para nuevos centros de datos. Al mismo tiempo, su consumo energético y su impacto ambiental se dejan sentir más, por lo que las autoridades quieren regular el sector, siguiendo el ejemplo de otras regiones como Ámsterdam, donde se impuso una moratoria temporal a la construcción de nuevas instalaciones, a la espera de establecer nuevas regulaciones.

Según se acaba de conocer, las autoridades de Frankfurt han propuesto u nuevo pan de desarrollo con el objetivo de garantizar el crecimiento sostenible de los centros de datos. Actualmente, los centros de datos de Frankfurt actualmente ocupan un área de unas 64 hectáreas, y un magistrado local ha propuesto que en el futuro se construyan más altos, con el fin de no consumir tanto suelo y poder dotarlos del espacio necesario para los equipos. Además, esto permitiría una mejor gestión energética y de enfriamiento.

Esta propuesta pretende lograr un mejor equilibrio entre los beneficios que genera la industria datacenter para la región y una adecuada gestión urbanística y medioambiental, algo que la Comisión Europea está tratando de impulsar desde hace tiempo. Como explican Anna-Lena Kempf y Lara-Christina Willems del bufete de abogados Pinsent Masons en un reciente artículo sobre esta cuestión, Frankfurt cuenta con uno de los puntos de intercambio de Internet más grandes del mundo, ya que unas mil redes internacionales convergen en el nodo DE-CIX que hay en la ciudad”.

El magistrado local que aboga por una regulación más estricta sobre la industria afirma que actualmente hay varios proyectos de planificación y desarrollo de centros de datos pensados para los próximos años, que sumarán un área aproximada de 27 hectáreas, repartidas en diferentes áreas. Y se espera que la industria siga creciendo rápidamente en los próximos años, por lo que se hace necesario controlar más cómo se llevará a cabo este proceso.

Según explica el magistrado en su comunicado, “mientras que en la década de los noventa la industria se instaló principalmente en edificios existentes, especialmente edificios de oficinas y logística, pronto se construyeron edificios especializados para el uso respectivo. La arquitectura funcional de 30 a 40 m de altura resultante de la eficiencia económica y los requisitos de certificación no tiene suficientemente en cuenta el componente urbanístico”. Y tampoco el elevado consumo energético que generan las instalaciones modernas, ya que los nuevos centros de datos consumen más de 10 Megavatios e, incluso, más de 100 MW en el caso de los centros de datos más grandes. En su opinión, “tal carga de conexión no se puede implementar en todas partes de la ciudad y, por ello, entre otras cosas, los operadores financian y construyen subestaciones especiales para los sistemas”.

Pero esto no contribuye a acercarse a los objetivos de sostenibilidad que está impulsando Europa para la industria, por lo que esta propuesta incluye la reutilización del calor residual de los centros de datos para proporcionar calefacción o para otros usos industriales, aunque no está claro que se pueda hacer de forma efectiva en el caso de Frankfurt, como sí se está logrando en los países nórdicos.

El documento explica que en Escandinavia se puede mover este excedente térmico mediante bombas eléctricas, pero en Alemania la electricidad es mucho más cara, y no parece viable seguir este modelo en el contexto actual. Por ello, se insta a buscar fórmulas que puedan hacer viable la reutilización del calor que se extrae de los equipos en los centros de datos. Es pronto para saber el camino que tomarán las autoridades alemanas, pero cabe esperar que en los próximos años surjan nuevas regulaciones, especialmente en las regiones de más concentración de centros de datos, especialmente en Frankfurt.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology