China tardará más de lo previsto en reducir las emisiones de los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

eletricidad_energia

Investigaciones realizadas por Greenpeace revelan que la industria china de centros de datos va a duplicar sus emisiones de carbono para el año 2025, y cuadruplicará su consumo energético. Esta progresión no es exclusiva de China, pero los investigadores destacan que este país depende mucho de energías contaminantes, lo que incrementa el impacto ambiental de las industrias que consumen más.

En los últimos tiempos las autoridades y las empresas de centros de datos de China se han jactado de sus planes de convertir el sector en una industria no contaminante, pero los expertos no están nada convencidos de que esto vaya a ser así. Ahora, un informe publicado por Greenpeace East Asia afirma que para el año 2035 los centros de datos de China casi habrán cuadruplicado su consumo de energía. Y, a pesar de la intención de reducir su impacto ambiental, en este tiempo habrán duplicado sus emisiones de carbono.

Este cómputo incluye el gasto energético de los centros de datos y las estaciones base 5G, que entre 2020 y 2035 aumentará un 289%. Esto impulsará el impacto ambiental, sobre todo en estos primeros años, ya que en 2021 el 61% de toda la energía generada en el país sigue proviniendo de centrales de carbón. Y, aunque las autoridades se plantearon el objetivo de descarbonización total para 2060, los expertos de GreenPeace están convencidos de que para 2030 no se habrá logrado un gran avance, sino que ese año las emisiones se encontrarán en su punto más álgido.

Según Ye Ruiqi, activista de energía y clima de Greenpeace East Asia, “el crecimiento explosivo de la infraestructura digital no tiene por qué significar un aumento de las emisiones. Las empresas de tecnología tienen el potencial de catalizar reducciones reales de emisiones a través de la inversión en proyectos de energías renovables distribuidas y la compra directa de energía eólica y solar, entre otras estrategias. Pero algunos de los principales actores de la industria, incluidos Alibaba y GDS, aún no han adquirido compromisos energéticos o de neutralidad de carbono, ni han lanzado productos 100% renovables”.

Aunque la industria energética china afirma estar trabajando para la reducción de emisiones, y la de centros de datos quiere contar con fuentes de energía limpias, los expertos están convencidos de que la hoja de ruta que ha diseñado China es demasiado optimista. Según Greenpeace, en 2030 el volumen de emisiones será de unos 310 millones de toneladas de carbono, el triple de lo previsto. Esto tiene mucho que ver con el consumo creciente de electricidad de tecnologías como 5G, que para 2035 alcanzará los 297.000 millones de kilovatios hora.

En su informe, Ye Ruiqi afirma que “las empresas de Internet en China deben comprometerse a lograr un 100 por ciento de energía renovable y neutralidad de carbono en toda la cadena de suministro para 2030. Al mismo tiempo, los legisladores pueden ayudar a habilitar esta transición, al exigir el uso de energía 100% renovable y proporcionar incentivos financieros para que las empresas cambiar a energía eólica y solar. La tecnología digital debería ser una solución a la crisis climática, no una fuente creciente de emisiones”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology