Agua de lluvia para la refrigeración de los centros de datos holandeses

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

La refrigeración de los centros de datos consume mucha agua, lo que ha impulsado la fuerte oposición a las nuevas instalaciones que quiere construir Microsoft en el Norte de Holanda. Por ello, el gigante del software y la nube está buscando formas de reducir al mínimo el consumo de este valioso recurso, y ha ideado un sistema que le permitiría utilizar el agua de lluvia para enfriar los equipos e, incluso para suministrar el excedente a terceros.

La comunidad agricultora de la región de Hollands Kroon, al norte de Holanda, se ha puesto en pie de guerra contra la construcción de un gran centro de datos de Microsoft, por lo que consideran un grave problema para la sostenibilidad de la economía y el medio ambiente local. En un principio, los agricultores se quejaban a las autoridades por el uso de gran cantidad de espacio para construir nuevos campus de centros de datos, no solo de Microsoft sino también de otros proveedores de la nube. El motivo era que consideran vital dedicar cada metro cuadrado de espacio para su principal actividad económica, que es la agricultura, ya que el terreno válido para plantar es escaso.

Pero recientemente se publicó en la prensa nacional que los nuevos centros de datos proyectados en la región podrían poner en peligro el suministro de agua potable para la población y la agricultura, la que sí supondría un grave problema. Ante esta situación, Microsoft ha reaccionado y ha anunciado en televisión que tiene planes para aprovechar el agua de lluvia en sus sistemas de refrigeración, y que entregaría el excedente a los invernadores de la zona para reducir el consumo general de agua.

Esto supondría un gran cambio con respecto a las estimaciones de la industria, que indican que los centros de datos de Microsoft y Google en la zona de Agriport consumen 525 metros cúbicos de agua potable por hora. Esta enorme cantidad se traduciría en unos 4,6 millones de metros cúbicos al año, a los que se sumarían otros 10 millones al año provenientes de los nuevos centros de datos proyectados en la zona. Como ha informado el medio De Telegraaf esto causaría una importante escasez de agua potable cuando se dieran condiciones climáticas extremas.

La estrategia de Microsoft para contrarrestar este problema no es una idea de última hora, sino que se basa en tecnología ya probada, perteneciente a la empresa ECW Energy, que lleva quince años reutilizando el agua de lluvia para diversos usos. De hecho, en declaraciones recientes, uno de sus representantes afirma que Microsoft solo necesitaría el 30% del agua recolectada en sus sitios de Agriport para el enfriamiento de los equipos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology