Los fabricantes de almacenamiento y memoria podrían elevar sus costes por el aumento de precio de materiales CCL

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_2

En el último año se ha reducido la disponibilidad de laminado con revestimiento de cobre, un material que se utiliza para la fabricación de placas base y otros elementos fundamentales en las tecnologías informáticas. Esto está afectando a los costes de la industria de PCB, lo que según los expertos repercutirá en el precio de diferentes productos, como los módulos de memoria, las controladoras para discos HDD y placas base para unidades SSD.

La industria de semiconductores y equipos informáticos bebe de muchas fuentes, y hay ciertos materiales que influyen decisivamente en los constes de fabricación. En el caso de los chips el más importante es el silicio, que el sustrato base empleado para fabricarlos. Pero hay otros componentes que influyen en el precio de los dispositivos informáticos en que se montan estos chips, y que dependen de ciertos elementos y sustratos base.

Entre ellos destacan las placas de circuitos impresos (PCB), que son la base de las placas madre en que se sueldan los chips de memoria DRAM y NAND Flash, y también de las controladoras de los discos duros HDD. Pero en los últimos meses los fabricantes de PCB se han enfrentado a un aumento constante del precio y a una falta de disponibilidad de uno de los elementos base que emplean en la fabricación de sus productos, el laminado con recubrimiento de cobre o CCL (Copper Clad Laminate).

Este material se emplea para fabricar las vías por las que viaja la electricidad en las placas base y para los diferentes tipos de conexión de circuitos en los equipos y componentes informáticos. Como explican los expertos de la industria, en los últimos meses, los fabricantes de PCB de Taiwán han reportado una creciente dificultad para formalizar pedidos a medio plazo, y ahora las previsiones de suministro llegan tan solo a un mes. Esto se debe a una creciente demanda, sumada a una escasez de producción de CCL por parte de los proveedores habituales.

Esto está abriendo la puerta a que nuevos actores entren la industria pero, según los expertos, el problema de escasez no se resolverá durante los próximos meses. Esto irá repercutiendo aguas abajo, encareciendo la fabricación de componentes para la industria informática, la de smartphones y muchos otros productos electrónicos. Entre ellos los SSD, los módulos de memoria y las controladoras para discos HDD, que probablemente vean experimentarán un ligero impacto negativo en los precios, al menos hasta mediados de año.

Todo depende de cómo se mueva la demanda de CCL en los principales países productores de PCB, pero fuentes de la industria taiwanesa afirman que el aumento de los costes de fabricación de PCB será aún mayor en la segunda mitad del año. Porque se espera un repunte de la venta de dispositivos electrónicos de consumo a partir de mediados de año, y también se podría producir una recuperación de la demanda de servidores, con la llegada de los nuevos procesadores de Intel.

Y esto se ha empezado a percibir en las últimas semanas, cuando ha comenzado a hablarse de que los precios de materiales CCL se están disparando también en las categorías superiores. Ciertas fuentes hablan de aumentos de precio de entre el 10% y el 15%, tanto en la industria taiwanesa como en la japonesa, algo que probablemente afectará al precio final de buena parte de los equipos informáticos. Porque, además, el cambio está siendo rápido y no ha dado tiempo a que los fabricantes puedan asumir el aumento de costes, lo que acelerará la repercusión en los productos que van a enviarse a corto plazo a la cadena de suministro.

Y eso, teniendo en cuenta que en estos segmentos superiores ya se han producido varias oleadas de aumento de cotizaciones para los productos CCL de más categoría desde finales de 2020. Todo comenzó con los proveedores chinos, pero ahora se ha ido extendiendo a los taiwaneses y a los japoneses, cuyos márgenes brutos son más altos. Así las cosas, los expertos alertan de que los ajustes de precio no se van a realizar por trimestre, como solía hacerse, sino que ya se están realizando por meses, una tendencia que probablemente se mantenga un tiempo, alimentando la inestabilidad de los precios en la fabricación de muchos productos informáticos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology