El frío extremo supone una amenaza para los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

Las regiones con un clima frío permiten a los operadores de centros de datos enfriar las salas de equipos aprovechando el aire exterior, pero demasiado frío resulta muy perjudicial. Esto ha quedado demostrado durante las últimas tormentas sufridas en Europa y Norteamérica, cuando numerosas instalaciones han tenido problemas para garantizar la disponibilidad a causa del frío extremo y sus efectos.

Tras los eventos climáticos extremos experimentados en varias regiones durante los primeros meses de 2021, la industria de centros de datos ha realizado una evaluación más profunda de los riesgos que supone el frío para la continuidad de las operaciones. En las instalaciones ubicadas en países acostumbrados al frío extremo los centros de datos están preparados para la mayoría de contingencias relacionadas con las bajas temperaturas, por lo que el riesgo de sufrir interrupciones es menor, pero en otras regiones con un clima intermedio la situación es muy distinta.

Estas preocupaciones quedan reflejadas en los últimos informes publicados por los expertos del Uptime Institute, donde explican que el cambio climático está teniendo efectos apreciables en la meteorología, haciendo más difícil predecir la aparición de fenómenos como los temporales de frío extremo. Ejemplos de ello han sido as tormentas que afectaron a amplias regiones de Norteamérica y de Europa en los primeros meses del año, que causaron problemas serios a muchos centros de datos.

En la mayoría de estudios realizados hasta ahora por la industria no se tratan en profundidad los peligros del frío para las instalaciones, pero cada vez se producen con mas frecuencia eventos climáticos de muy bajas presiones en zonas tradicionalmente más templadas. En estos lugares, las instalaciones no están suficientemente preparadas para afrontarlos sin sufrir daños o interrupciones, y los expertos alertan de que es preciso cambiar el planteamiento de los riesgos a la hora de diseñar los nuevos centros de datos.

Los principales focos de riesgo están en los sistemas de abastecimiento energético internos y externo, y en los sistemas de intercambio de calor, que pueden colapsarse por temperaturas muy bajas. Asimismo, hay otros sistemas que pueden congelarse, ocasionando graves problemas en las instalaciones, algo contra lo que no se puede luchar sin estrategias específicas contra el frío extremo.

Los operadores de centros de datos que han tenido que enfrentarse a estos problemas están proporcionando información muy valiosa para la industria, señalando las debilidades que han dado la cara ante este tipo de eventos climáticos, por ejemplo, tras el gran temporal que afectó el pasado febrero a grandes extensiones del sur de Estados Unidos, especialmente al estado de Texas. Durante el tiempo que se mantuvieron las bajas temperaturas fue imprescindible recurrir a generadores de energía, pero estos no pueden funcionar por tiempo indefinido, ni soportar de forma sostenida todas las cargas de trabajo de las instalaciones. Tanto por la disponibilidad de combustible como por la sobrecarga de los sistemas auxiliares tras mucho tiempo de funcionamiento continuado en condiciones desfavorables.

Ante todos estos problemas los expertos de la industria se están planteando nuevos estándares obligatorios para la construcción de centros de datos en climas no tan fríos, pero susceptibles de sufrir eventos climáticos de este tipo. Para ello es importante considerar la inclusión de sistemas y protocolos propios de centros de datos ubicados en países fríos, como los del norte de Europa, Rusia o América. Y, como explican desde el Uptime Institute, se deben centrar estos cambios en los sistemas de energía de respaldo y los de enfriamiento, que son los que más sufren.

Pero también es preciso tener en cuenta otros factores, como la necesidad de garantizar la presencia del personal imprescindible en estos caos, lo que supone mejorar los protocolos operativos. Y también disponer de sistemas que permitan operar a distancia las instalaciones en caso necesario, y medidas adicionales para garantizar la continuidad y prevenir las fallas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology