El bajo TCO de los HDD seguirá frenando la transición de los centros de datos a los SSD

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 5 genérica

Así lo indica el último estudio publicado por uno de los principales fabricantes del sector, que pone en valor que los discos magnéticos de más capacidad tienen un menor TCO que los SSD. Esto sigue reforzando la industria de almacenamiento empresarial, que en los próximos años seguirá incrementando los envíos de capacidad, a medida que aumente la densidad de área de los discos.

En la última sesión Investor Analyst de Seagate, celebrada a finales del mes pasado, los expertos de la compañía explicaron que las nuevas tecnologías de almacenamiento como HAMR se irán introduciendo rápidamente en el mercado en los próximos años, gracias a las nuevas generaciones de discos de más capacidad. Las previsiones son que este año seguirán expandiéndose las nuevas unidades de 20 Tb, aunque los siguientes escalones tardarán en llega más de lo previsto.

Los expertos prevén que para 2026 se alcanzarán capacidades de hasta 50 Tb por disco, gracias al desarrollo progresivo de la tecnología HAMR, que permitirá pasar de los 1,1 Terabits por pulgada cuadrada logrados en 2016 a cerca de 3,4 Tbpsi en 2026. Ejemplos de estos avances ya se han podido ver a finales de 2020, cuando la compañía efectuó una demostración de una futura tecnología que ofrece 2,6 Tbpsi. Afirman que esto les permitirá fabricar discos con una capacidad de hasta 40 Tb para el año 2025, sentando las bases del siguiente escalón de capacidad.

La hoja de ruta de este y otros fabricantes del sector está clara, ya que pretenden llevar la capacidad máxima de esta nueva generación de tecnologías HDD hasta los 100 Terabytes. Mientras tanto, seguirán explorando otros diseños que permitan aumentar la capacidad, y otros más enfocados al avance combinado de rendimiento y densidad de almacenamiento, que también tiene su utilidad en ciertas aplicaciones empresariales.

Entre las tecnologías más enfocadas al aumento de densidad de área está la grabación magnética en patrones de bits, que ha dado resultados experimentales de hasta 8 tbpsi. Esto equivale a 10 Tb por cada plato en un HDD de 3,5”, un aumento considerable con respecto a los actuales 2 Tb. Si la industria logra seguir desarrollando esta tecnología, se espera llegar a los 100 Tb para finales de esta década o principios de la siguiente.

Mientras tanto, los fabricantes de la industria de almacenamiento más enfocados en las tecnologías SSD siguen afirmando que sus productos desplazarán a los discos nearline, aunque el menor rango de capacidad y el mayor coste de los SSD suponen desafíos difíciles de salvar. Sobre todo, porque en el entorno de lo centros de datos el TCO es fundamental, y los operadores no quieren apostar totalmente por tecnologías muy costosas cuando se trata de grandes volúmenes.

Por ello, para que en el futuro los SSD puedan desplazar a los HDD en categorías de tanto volumen como la de discos nearline, los fabricantes de memoria NAND y módulos SSD deberán seguir trabajando en el aumento de capacidad, manteniendo el mínimo consumo posible y la máxima durabilidad. Para los expertos, este es el único camino posible para conquistar la categoría reina del almacenamiento en centros de datos, y todavía no está claro cuándo podría llegar a producirse este cambio a gran escala.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology