Combinando la óptica y el magnetismo para acelerar el almacenamiento de datos

  • Noticias y Actualidad

HDD SMR_Western Digital_Disco duro_2

Un equipo formado por varios laboratorios de investigación de diferentes países ha realizado un estudio para demostrar la viabilidad de la tecnología de grabación magnética mediante pulsos láser. Esta innovación permitiría acelerar uno de los procesos que de forma natural lastran el rendimiento de los discos duros, que es la grabación propiamente dicha, que hasta ahora se realiza con cabezales magnéticos.

Los científicos llevan tiempo buscando una forma de aprovechar la gran velocidad de los sistemas fotónicos para el almacenamiento de datos, pero hasta ahora la forma más rentable de registrar datos es en soportes magnéticos, que proporcionan un gran equilibrio entre capacidad, durabilidad y coste. Pero los sistemas de grabación magnética tienen limitaciones de rendimiento, y muchos investigadores creen poder superarlas empleando sistemas de control óptico, que ofrecerían una velocidad y una eficiencia sin parangón en la industria.

Hasta ahora este ha sido unos de los eslabones tecnológicos perdidos, que han impedido el desarrollo de sistemas que combinen el magnetismo y la óptica, lo que podría representar el siguiente paso evolutivo de los sistemas de almacenamiento de alta densidad del futuro. Siguiendo esta línea de investigación, un equipo de científicos de diferentes universidades de Países Bajos, Japón y China ha realizado pruebas para demostrar la utilidad de un sistema óptico que permite la inversión de la polaridad, lo que abre las puertas a la fabricación nuevos soportes de datos óptico magnéticos.

Este sistema emplea pulsos de láser de 100 fs sobre un soporte magnético de GdFeCo, en el que pueden llevar a cabo una escritura de datos ultrarrápida, variando las intensidades y la separación entre los pulsos láser. En el trabajo que han publicado en la revista Light: Science & Applications explican que esto permite tanto registrar datos como restaurar los bits a su estado original.

Sus pruebas revelan que la polaridad magnética generada por el primer pulso láser se completa en unos 100 picosegundos (ps), aunque la reescritura de los bits en el segundo disparo requiere un total de 300 ps. Explican que, aunque esto supone un problema en términos de rendimiento, se puede lograr un sistema de escritura magnética con velocidades del rango de Gigahercios, que en el futuro podrán acelerarse empleando otras tecnologías de apoyo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology