La pandemia introduce nuevos factores que incrementan el consumo energético de los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

Las preocupaciones de seguridad que ha suscitado el coronavirus también están influyendo en el entorno de los centros de datos, introduciendo nuevos factores que los operadores deben tener en cuenta de cara a la seguridad. U ejemplo es la obligatoriedad de instalar filtros de aire efectivos contra los virus, pero hay otras cuestiones que afectan a la forma tradicional de concebir los sistemas de ventilación calefacción y aire acondicionado en las instalaciones.

Desde que se declaró la pandemia los operadores de centros de datos se han enfrentado a dificultades por la ausencia de personal afectado por la enfermedad. Pero también por las restricciones sanitarias cada vez más estrictas que las autoridades han impuesto para los centros de trabajo. En el caso de los centros de datos, estas no solo incluyen el mantenimiento de la distancia social y el control de temperatura a la entrada y salida del edificio. Al tratarse de instalaciones donde se utilizan sistemas de ventilación de alta potencia, que mueven grandes cantidades de aire, se han añadido restricciones y condiciones adicionales.

El cambio más importante que han tenido que realizar los operadores de centros de datos es instalar filtros de aire especiales en los sistemas HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), que ofrezcan las mayores garantías. Esto ha supuesto cambiar los filtros convencionales por unidades MERV 13, con un paso menor que garantice la retención de aerosoles y otras partículas potencialmente portadoras del virus.

Pero esto, dependiendo del diseño HVAC de las instalaciones, esto ha generado un crecimiento más o menos importante en el consumo energético, ya que, al cambiar a estos filtros, muchos de estos sistemas necesitan funcionar con más potencia para seguir moviendo la misma cantidad de aire. Esto se ha notado especialmente en los sistemas que emplean motores de ventilación PSC, que reducen su rendimiento, y en los motores conmutados electrónicamente (ECM), que incrementan el consumo para lograr las mismas prestaciones.

Como explican desde el Uptime Institute en un reciente informe, la actualización de sistemas de filtración MERV 8 a MERV 13 puede generar un aumento del 8% en el consumo energético de los sistemas de ventilación. Y, dado que la energía gastada por estos sistemas representa entre el 7% y el 10% del consumo total de energía en los centros de datos, el cambio es apreciable, y afecta al índice PUE de las instalaciones.

Aunque los expertos afirman que se pueden lograr buenos resultados en los sistemas de ventilación empleando diferentes combinaciones de filtros y motores, que pueden ser más eficientes que un simple cambio de los filtros, que naturalmente afecta a las prestaciones del sistema. Por ello, recomiendan reevaluar el diseño general para no perder eficiencia energética, pero a la vez elevar la seguridad a los niveles que exige la nueva realidad sanitaria que ha impuesto el coronavirus.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital