Mejoras en la Grabación Magnética Entrelazada Asistida por Calor

  • Noticias y Actualidad

disco duro

Un equipo de investigadores chinos acaba de presentar una mejora para la tecnología denominada Grabación Magnética Entrelazada Asistida por Calor (HIMR). Se trata de una mejora con respecto a HAMR, que promete una densidad de área mucho mayor que la de los discos actuales, solucionando algunos problemas actuales que presenta esta tecnología.

La tecnología de Grabación Magnética Entrelazada Asistida por Calor (HIMR) existe como concepto desde hace algunos años, pero hasta ahora presentaba ciertas dificultades que le impedían convertirse en un sistema viable para la industria de almacenamiento. Ahora, tras el progresivo avance de los sistemas HAMR, que pronto serán un estándar imperante en la industria, los investigadores están progresando en el desarrollo de HIMR, que podría mejorar las capacidades de HAMR, sobre todo en la densidad de área del soporte de almacenamiento.

Un ejemplo es el trabajo publicado por un equipo de investigadores de la Universidad Jiao Tong de Shanghai, en China, en el que proponen un sistema de detección multipista con ecualizador basado en una red neuronal. Esto, según sus creadores, permite mejorar la relación de señal/ruido en las pisas escritas a baja temperatura, en comparación con los sistemas actualmente propuestos para HIMR. Así se podrían reducir las grandes distorsiones no lineales de la señal de lectura que se producen en estas pistas.

Y también afirman poder reducir la “interferencia entre símbolos 2D”, el ruido de los medios de almacenamiento y la fluctuación térmica que afecta negativamente a procesos como la recuperación de datos. El esquema que han desarrollado aprovecha las capacidades de un Ecualizador de Red Neuronal (NNE), que se alimenta de los datos provenientes de la desviación entre los procesos de escritura a alta, media y baja temperatura. Y emplea lo que denominan como una estimación iterativa 2D (2D-ISA NNE), que proporciona una retroalimentación de datos para seguir mejorando el sistema.

Como explican en su artículo, utilizan el detector Bahl-Cocke-Jelinek-Raviv (BCJR) y el decodificador de verificación de paridad de baja densidad (LDPC) para la detección de nuevos datos y la corrección de errores. Según las pruebas que han publicado, para un sistema HIMR con una densidad de bits de 3,51 Terabytes por pulgada cuadrada, por canal, su algoritmo 2D-ISA NNE reduce significativamente la brecha de la tasa de error de bit entre las pistas grabadas a baja y alta temperatura, mejorando la relación señal/ruido en 3,1 y 4 dB con respecto al ecualizador linear 2D NNE y 2D convencional, respectivamente.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital