Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Almacenamiento especializado para el vídeo inteligente

  • Noticias y Actualidad

camara vigilancia

Innovaciones como el vídeo inteligente están propiciando el desarrollo de tecnologías de almacenamiento específicamente diseñadas para su implementación en infraestructuras Edge. El motivo son los requisitos cada vez mayores de estas aplicaciones, como el aumento de calidad de imagen y del ancho de banda necesario para transmitir el vídeo, pero también de almacenamiento a más largo plazo.

La videovigilancia tradicional ha ido evolucionando en la era digital, gracias a la mejora de las cámaras, pero también a una mayor integración sistemas modernos de comunicaciones y de innovadoras aplicaciones inteligentes, como el reconocimiento facial, entre otros. La nueva generación de sistemas de video requiere una tecnología mucho más avanzada que de soporte a estas aplicaciones, una tendencia que seguirá cogiendo fuerza a medida que se añadan otras tecnologías disruptivas como 5G.

En un reciente artículo del blog de Western Digital, el director de marketing de productos de vídeo inteligente, Brian Mallari, comenta cómo se está produciendo una convergencia de diferentes tecnologías en los entornos de computación perimetral. Estas han demostrado ser el mejor soporte para muchos casos de uso de vídeo inteligente, que requieren almacenar los datos lo más cerca posible. Para comprender cómo está produciéndose este fenómeno, Mallari destaca varias tendencias que están influyendo decisivamente en la creación de sistemas de almacenamiento especializados en las nuevas aplicaciones de vídeo.

La primera es que las implementaciones actuales son cada vez más grandes, con más capacidades y mejor tecnología, lo que resulta en más flujos de vídeo, con imágenes de más calidad y, por lo tanto, que consumen más espacio en los centros de datos. Esto es vital ante el progreso de lo que se conoce como Rich Media, vídeo que es mucho más que la imagen, con flujos de datos y metadatos paralelos que alimentan la IA, entre otras aplicaciones. Esto obliga a tener soportes de datos de alta velocidad, fiabilidad y capacidad, lo que está llevando a la industria a fabricar nuevos sistemas de almacenamiento basados en HDD de alta capacidad y SSD de alto rendimiento, según el caso de uso concreto.

Otro factor a tener en cuenta es que las infraestructuras Edge muchas veces se instalan en ubicaciones sometidas a condiciones climáticas extremas. Y, aunque las estructuras externas de estos centros de datos perimetrales se aíslan, para garantizar la grabación continua de vídeo es necesario contar con soportes de datos más robustos y fiables. La llegada de nuevos chipsets creados especialmente para la IA y las redes neuronales profundas también están propiciando una mayor especialización en los sistemas de almacenamiento.

En este sentido, Mallari cita las estimaciones de los analistas de Omdia, que prevén un crecimiento anual del 67% entre 2019 y 2024 en los envíos de cámaras con capacidades de análisis de aprendizaje profundo. Estos sistemas cuentan con memoria interna, pero el flujo de vídeo que generan se transmite a grabadoras de vídeo en red (NVR), aparatos diseñados específicamente para estas aplicaciones, que a su vez necesitan sistemas de almacenamiento cada vez más rápidos y fiables.

Por otro lado, dado que las aplicaciones de vídeo inteligente generan grandes cantidades de datos y requieren una gran capacidad de procesamiento de datos, muchos proveedores delegan esta parte del trabajo en la nube, donde se puede juntar la información que alimenta los sistemas de aprendizaje profundo. Esto está convirtiéndose en un factor importante a raíz del avance de las tecnologías IoT en muchas industrias.

El último factor que Mallari considera fundamental para el progreso de las plataformas de almacenamiento especializadas en vídeo es la llegada de 5G, que también tiene mucha relación con el avance de las tecnologías IoT y el crecimiento del mercado de computación en el borde. Hasta ahora, los sistemas de vídeo inteligente estaban supeditados a ubicaciones que contasen con redes LAN o WLAN, pero 5G habilita un sinfín de nuevos lugares donde se pueden instalar cámaras inteligentes. Estos nuevos casos de uso también requieren un almacenamiento conectado de alta velocidad, lo que dará lugar a nuevas plataformas con capacidades que aún está por definir.

En Western Digital están trabajando en todas estas líneas de acción, diseñando nuevos sistemas y tecnologías de almacenamiento capaces de satisfacer los requisitos de estas nuevas cargas de trabajo relacionadas con el vídeo inteligente. Desde HDDS pensados para matrices de datos empleadas en la videovigilancia convencional a nuevos soportes de estado sólido con el rendimiento que exigen las aplicaciones de IA más avanzadas. Y lo hacen sin perder de vista el progreso que se está produciendo en el campo de las plataformas especializadas en IA, tanto CPU como GPU, campos en los que se anticipan grandes avances de cara al futuro.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital