Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La computación Edge acerca a las empresas el almacenamiento en la nube

  • Noticias y Actualidad

cloud

Ante el avance de la digitalización y el crecimiento de los datos las empresas recurren cada vez más a la nube para trasladar sus cargas de trabajo, entre ellas el almacenamiento. Cuantas más empresas siguen este camino y más servicios y nubes quieren usar, más se saturan las redes, un problema para el que la computación perimetral se presenta como la solución más adecuada.

Desde el nacimiento de la nube las tecnologías basadas en este concepto han crecido y se han diversificado, proporcionando a las empresas solucione ubicuas a muchas de sus necesidades digitales. Desde la computación destinada a aplicaciones empresariales tradicionales a innovaciones como el big data o la inteligencia artificial, pasando por el propio almacenamiento de datos, las empresas están encontrando en la nube un aliado fundamental para abordar numerosos aspectos de la digitalización. Sobre todo, de aquellos que requerirían invertir excesivos recursos en adquirir y actualizar periódicamente capacidades tecnológicas de vanguardia.

Determinadas cargas de trabajo que eran rentables al principio del proceso de transformación digital han dejado de serlo, al ir escalando la capacidad tecnológica de la organización o el volumen de datos que sube a la nube. Por ello muchas empresas han cambiado su enfoque a arquitecturas híbridas y de múltiples nubes, lo que les permite tener un mayor control de los datos y las cargas de trabajo críticas y aprovechar la nube para otros datos y aplicaciones.

Esto supone un aumento en el tráfico de datos, lo que genera mayor latencia y afecta negativamente a los usuarios de la nube y a los propios proveedores, cuya eficacia queda en entredicho. Sobre todo cuando los clientes asumen costes elevados solo para disponer de determinados servicios que solo proporciona la nube. Para resolver este problema ha surgido una solución de la mano de la computación perimetral, que permite a las empresas prescindir de los costosos y a veces ineficientes contratos de acceso a los centros de datos de primer nivel la nube, alojando los datos más cerca de su fuente o destino.

Y ciertas empresas se están especializando en el almacenamiento en la nube mediante centros de datos Edge, actuando como intermediarios entre los clientes y los proveedores cloud. Este es un mercado que está creciendo y que continuará haciéndolo en los próximos años, tanto para las empresas que proporcionan estos servicios como para los proveedores de infraestructuras de computación y almacenamiento en el borde. Los expertos afirman que otros factores impulsarán el almacenamiento perimetral en la nube, como la proliferación de Internet of Things y de las redes de inteligencia artificial.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.