Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Mejoras en la tecnología de almacenamiento holográfico

  • Noticias y Actualidad

Amlacenamiento_holgrafico_Microsoft_Project-HSD

Un importante equipo de investigadores acaba de presentar nuevos avances en la investigación sobre tecnología de almacenamiento holográfico, en el conocido como Project HSD. Gracias a ciertos desarrollos tecnológicos de última generación los ingenieros han podido mejorar su tecnología y escalarla de forma que podría utilizarse para el almacenamiento en los centros de datos. En este ámbito el diseño de los dispositivos no está tan limitado por cuestiones de tamaño, lo que permite alcanzar mayores densidades de almacenamiento con buenas tasas de lectura y escritura.

El concepto de almacenamiento holográfico desarrollado por los investigadores de Microsoft se basa en crear un dispositivo de datos en el que la información no se graba solo en la superficie, sino en todo el soporte. Para ello emplean un material de cristal de niobato de litio (LiNBO3) con componentes de hierro, sobre el que aplican pulsos de luces que alteran la polaridad de los electrones de ciertos elementos químicos de una sección cúbica del soporte. Esto se consigue haciendo coincidir un haz de luz verde que transporta los datos con otro haz de luz de referencia, también verde, creando patrones de interferencia en los electrones de una sección cúbica del material.

Modificando el ángulo de incidencia de la luz se puede utilizar la misma sección para almacenar más datos, aprovechando al máximo el material. Después, los datos se pueden leer iluminando el cristal base con una luz que se puede mover para captar los patrones creados en el cristal con diferentes ángulos de incidencia. Esta luz es captada por un sensor óptico y el sistema identifica los cambios de polaridad de los electrones para identificar la información binaria. Finalmente, se puede devolver el soporte a su estado original aplicando un pulso de luz ultravioleta que restablece los electrones a su polaridad inicial.

Después de conseguir fabricar la tecnología, los investigadores se han planteado varios caminos posibles, desde productos de consumo que se puedan usar con las cámaras de los teléfonos móviles a un almacenamiento de tipo profesional para sus servicios de la nube de Azure. Esto supone diseñar un dispositivo de almacenamiento con formato de rack, lo que permite trabajar con tamaños y densidades de datos superiores a los de un dispositivo de uso personal.

Según afirman sus creadores, su sistema alcanza una densidad 1,8 veces superior a la de otras investigaciones similares que se han dado a conocer, y atribuyen su rápido desarrollo a determinados avances tecnológicos logrados en la última década. Entre ellas las nuevas cámaras de alta resolución, que permiten identificar variaciones de luz en puntos mucho más pequeños, permitiendo incrementar la densidad del almacenamiento holográfico.

Al mismo tiempo, el avance de los móviles ha permitido reducir el coste de las pantallas de visualización, abaratando al mismo tiempo los moduladores de luz espacial LCOS de alta resolución que utilizan en esta tecnología de almacenamiento holográfico. Además, sus creadores afirman que estos y otros avances tecnológicos les han permitido alcanzar velocidades de lectura y escritura comparables a las de los discos duros, por lo que ahora se plantean seriamente la utilización de esta tecnología en los centros de datos, algo que podría verse muy pronto.