Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La demanda de tarjetas gráficas impulsa el precio de la memoria GDDR

  • Noticias y Actualidad

Salario, Dinero

Con el impulso que ha recibido trabajo y el estudio desde el hogar a causa de la pandemia los consumidores y las empresas han incrementado la demanda de tarjetas gráficas y portátiles equipados con GPU. Esto está teniendo un impacto positivo en el mercado de memoria DRAM para gráficos, cuyo precio está aumentando.

Entre las diferentes categorías de memoria hay varios tipos de DDR para gráficos, una tecnología pensada especialmente para acelerar el acceso de las GPU a los datos empleados en la representación de imágenes, pero que también se usan para acelerar los algoritmos matemáticos, incluso los de IA y machine learning. De hecho, las tácticas de marketing de las gamas más modernas de tarjetas gráficas ya no solo ponen en valor su habilitación para realidad virtual, sino sus capacidades en el campo de la IA.

En cualquier caso, hay varios target principales para las aceleradoras gráficas, que van desde los gamers a los trabajadores que necesitan ordenadores con una potencia gráfica superior a la que proporcionan los procesadores principales (CPU). Y una de las características de los módulos gráficos para PC de sobremesa y de los portátiles con GPU integrada es la cantidad de memoria dedicada que tienen.

Con el impulso que ha recibido el teletrabajo y es estudio remotos, y el auge paralelo del juego online el mercado de gráficas y portátiles con GPU ha salido reforzado, contribuyendo a mejorar las cifras de varias industrias relacionadas. Una de ellas es la de memoria DRAM para gráficos, cuyas diferentes categorías están viendo un aumento de ventas. De hecho, se espera que para el cuarto trimestre aumente de forma notable el precio de la memoria gráfica, como explican los analistas de TrendForce en su último informe.

Esto se corresponde con el lanzamiento de las nuevas tarjetas de Nvidia y AMD, que pretenden conquistar el mercado con nuevas capacidades y con una política de precios más atractiva para los clientes, en medio de esta situación de crisis. Pero esto no supone un retroceso, ya que las nuevas tarjetas, ya sean dedicadas o integradas en la placa base de los equipos portátiles, contarán con más memoria gráfica, lo que elevará la demanda de estos chips a partir del cuarto trimestre.

Las estimaciones de TrendForce son que los precios de los chips GDDR5 podrían aumentar, mientras que los módulos DRAM convencionales podrían bajar de precio. Esto continuará a medida que el mercado de GDDR6 se consolide en las gamas de tarjetas más accesibles, donde todavía impera el estándar anterior. Esto se notará en las cifras de los principales proveedores de este tipo de memoria, que son Samsung, SK Hynis y Micron, que están esforzándose para impulsar la transición hacia GDDR6.

Y estos esfuerzos están dando sus frutos, ya que los expertos afirman que el envío de bits GDDR6 ya alcanza el 60% del total, superando finalmente a GDDR5. Eso sí, el precio de GDDR5 se está disparando, y en el cuarto trimestre se espera que el de los chips de 8 Gb suba un 10% con respecto al tercer trimestre, a medida que GDDR6 se imponga y se vaya reduciendo la oferta del estándar anterior.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.