Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de centros de datos se pasa a las tarjetas de red programables

  • Noticias y Actualidad

red networking

El aumento de consumo digital por los consumidores y las empresas durante la presente crisis sanitaria está impulsando un cambio hacia las tecnologías ethernet programables en los centros de datos de la nube. Los expertos informan de que el mercado de estas nuevas tarjetas programables ha crecido de forma de forma explosiva en lo que va de año, y se prevé que seguirá haciéndolo hasta 2024, a media que los proveedores cloud implementen estas tecnologías en sus infraestructuras.

Las aplicaciones digitales están experimentando un gran auge que ha llevado a los proveedores de servicios en la nube (CSP) a invertir en nuevas instalaciones, servidores, plataformas de almacenamiento y tecnologías de red. En todos estos campos se están dando grandes avances, y uno de los más interesantes es el de las tarjetas de interfaz de red (NIC) programables, una categoría emergente de tarjetas de conectividad para centros de datos, que está creciendo de forma rápida por influencia de la pandemia.

Esta tecnología permite delegar en las tarjetas un buen número de tareas de gestión de la red y las comunicaciones que, de otra forma, deberían realizar los servidores, lo que libera capacidad de procesamiento de las CPU y aumenta el rendimiento. Según el último informe presentado por Omdia (anteriormente IHS Markit) en los tres seis meses del año las implementaciones de tarjetas de red programables en los centros de datos de los CSP han aumentado un 47% con respecto al mismo período de 2019, generando valor récord de unos 552 millones de dólares.

Según los analistas, esto se ha logrado porque los CSP se han visto casi forzados a dar el salto a las NIC programables, para hacer frente al gran crecimiento de consumo de servicios en la nube por parte de los consumidores y las empresas. Especialmente en Asia, Europa y Norteamérica, donde las iniciativas de trabajo y formación remotas han tenido más fuerza, y donde las autoridades han impuesto medidas de confinamiento más severas para contener la pandemia.

Todo esto ha impulsado la venta de servidores y tarjetas ethernet para los CSP, en términos generales, pero estas grandes empresas ya llevaban tiempo planificando el cambio a este tipo de interfaces programables, y han aprovechado la situación para comenzar la transición en muchas de sus instalaciones. Esto ha beneficiado directamente a los proveedores de estos productos, principalmente Broadcom, Xilinx y Marvel. En conjunto, estas firmas han experimentado un gran aumento de ventas de unidades NIC programables 25GE, que en el primer trimestre han logrado alcanzar el 35% de los envíos de adaptadores ethernet para centros de datos.

Como explica Manoj Sukumaran, analista senior del centro de datos, en Omdia, “la descarga de funciones de red virtual, como la conmutación virtual y el cifrado, es muy atractiva para los CSP, ya que puede liberar núcleos de CPU que permiten un mayor número de máquinas virtuales (VM) o contenedores por cada servidor multiinquilino. Esto puede ayudar a los CSP a aumentar el volumen de ingresos que generan por cada servidor en su flota”.

Las previsiones de Omdia indican que este año los ingresos del mercado de adaptadores ethernet para centros de datos podrían crecer un 20%, acelerándose en los siguientes años. Así, para el año 2024 podrían alcanzar unos 4.400 millones de dólares. Esto, a su vez, va a beneficiar a mercados dependientes como el de los chips FPGA (Field Programmable Gate Array) y otros SoC (System on Chip), ya que los adaptadores ethernet que integran estos chips representarán más de la mitad de los ingresos del mercado total para 2024, lo que supone unos 2.300 millones de dólares.

Mientras tanto, los adaptadores de descarga capaces de proporcionar un procesamiento completo de los protocolos de red, almacenamiento o memoria en la propia tarjeta, representarán el 44% de los ingresos de adaptadores ethernet para 2024 (más de 2.000 millones de dólares). Y, para entonces, los adaptadores ethernet que solo ofrecen conectividad acabarán teniendo una participación minoritaria en el mercado de centros de datos, con ingresos por un valor de solo 188 millones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.