Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La caída del precio de las obleas debilita el mercado de memoria NAND flash

  • Noticias y Actualidad

inversion empresa

En lo que va de año la memoria NAND flash ha experimentado subidas puntuales de precio a causa del bloqueo de la cadena de suministro, pero en el tercer trimestre los precios de contrato están cayendo con rapidez. Según los expertos de TrendForce, la principal disminución se está dando en las obleas de semiconductores, pero esta caída no se está trasladando con la misma intensidad a los productos SSD finales.

Durante un tiempo bastante prolongado los precios puntuales de la memoria NAND flash han estado cayendo, a causa de los problemas de sobreoferta que ha experimentado la industria a lo largo de gran parte del año pasado. Pero, tras comenzar a recuperarse, los expertos señalan que se está produciendo una disminución de los precios de contrato desde el comienzo del tercer trimestre.

La última investigación de los expertos de TrendForce muestra que los SSD terminados no están sufriendo una gran erosión de precios, ya que todavía hay una demanda bastante saludable de estos productos. Pero las obleas de chips de memoria NAND Flash están teniendo una demanda menor, lo que está forzando el descenso de precios. Las cifras de TrendForce muestran que el índice de suficiencia del mercado de memoria NAND Flash, que expresa la relación entre oferta y demanda, se encuentra actualmente en un 2,6%. Esto se debe a la acumulación de inventario durante los primeros meses de la pandemia, ante el temor a un posible corte prolongado del suministro.

Esto ha llevado a que los fabricantes de dispositivos acumulen inventario de obleas de sus fundiciones asociadas, lo que inevitablemente conduce a una reducción del precio. Debido a ello, se espera que el índice de suficiencia pueda aumentar a un 7,8% en este tercer trimestre. Ante esta situación los proveedores de obleas de silicio están reduciendo su oferta para no seguir perdiendo ingresos, y se espera que la situación pueda equilibrarse más hacia final de año.

Fundamentan esta estimación en que se prevé un aumento de la demanda de SSD por parte de los fabricantes, que a su vez esperan un ligero crecimiento de la demanda empresarial y de los centros de datos. Aunque esto todavía no está claro, y tiene mucha relación con cómo se vaya desarrollando la crisis causada por la pandemia, así que el primer paso para los fabricantes de discos de estado sólido es consumir el inventario existente para evitar una nueva sobreoferta que genere más caída del precio.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.