Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nuevas mejoras en los soportes de almacenamiento en vidrio

  • Noticias y Actualidad

Project Silica

Se acaban de dar a conocer nuevos avances en la iniciativa Project Silica, que persigue la creación de un nuevo sistema de almacenamiento de datos en soporte de vidrio. Los investigadores que trabajan en este proyecto prometen una tecnología más barata, fiable, duradera y no volátil, que superarán en todos los aspectos a los soportes ópticos que la industria quiere lanzar en el futuro.

Desde el año 2013 los ingenieros de Microsoft Research están trabajando en la creación de un nuevo soporte de datos fabricado en vidrio, y hace algunos meses presentaron lo que sería la primera versión de un soporte de datos de vidrio de alta densidad. En una lámina de vidrio de tan solo 2 milímetros de grosor, y empleando un láser de alta velocidad y precisión, los investigadores lograron grabar la película clásica de Superman en alta resolución, y después leer los datos.

Este proyecto no es el único en el campo del almacenamiento óptico, ya que otras importantes firmas de la industria y laboratorios de investigación están trabajando en el desarrollo de sus propias versiones de almacenamiento en cristal o vidrio. En el caso de Microsoft, los investigadores han creado la unidad básica de almacenamiento en este tipo de estructuras cristalinas, que denominan vóxel, y su tecnología es capaz de apilar numerosas capas de vóxels, cada uno de ellos capaz de albergar varios bits de datos que se leerían a diferentes polaridades y tiempos de retardo.

Según comentó recientemente Ant Rowstron, investigador principal y subdirector del laboratorio de Microsoft Research Lab en Cambridge (Inglaterra), una de las ventajas que proporciona esta tecnología es que los datos no se encuentran sobre el cristal, sino “en el cristal”, lo que permite aprovechar al máximo el soporte físico. Aunque la tecnología se enfrenta a retos importantes ya que, según Rowstron, “el proceso de escritura es difícil de hacer confiable y repetible, y también lo es minimizar el tiempo que lleva crear un vóxel”. Además, afirma que “el proceso de lectura ha sido un desafío para descubrir cómo leer los datos del vidrio utilizando la señal mínima posible”.

Para avanzar en este camino, los científicos han desarrollado una serie de códigos de corrección de errores que permiten mejorar la precisión y confiabilidad del sistema. Aunque en un reciente artículo publicado en IEEExplore señalan que los investigadores todavía están refinando sus algoritmos de aprendizaje automático para mejorar las condiciones del proceso de lectura. Aunque no han compartido datos específicos, afirman que han mejorado las velocidades de escritura en varios órdenes de magnitud desde que comenzaron con el proyecto.

Como dato curioso, y basándose en la supuesta resistencia de este soporte a lo largo del tiempo, están pensando en crear una suerte de Piedra Rosetta en vidrio que podría ayudar a descodificar la información guardada en un futuro lejano. Actualmente esto resulta imposible con los sistemas de almacenamiento magnético, eléctrico o, incluso óptico, que se usan en la actualidad. Quizá se trate de un anticipo de lo que podría usar el laboratorio para dar un golpe de efecto en su próxima presentación.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.