Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

HPE apoya la creación de la nube europea Gaia-X

  • Noticias y Actualidad

nube cloud

Recientemente se ha constituido la empresa conjunta que dará vida al proyecto Gaia-X, que sentará las bases para una infraestructura de nube europea descentralizada. Y el proveedor de tecnología Hewlett Packard Enterprise ha reiterado su apoyo a esta iniciativa, mostrando su compromiso con las políticas de soberanía digital y de la libertad de Internet.

El proyecto Gaia-X pretende construir una infraestructura de nube nativamente europea, que se ajuste a las prioridades y necesidades de la Unión Europea, que difieren en muchos puntos de la forma de trabajar de los líderes de la industria. Así, un nutrido grupo de empresas, en su mayoría alemanas y francesas, ha iniciado la construcción de una infraestructura en la nube que garantice la protección y la soberanía de los datos dentro del territorio europeo.

Para ello, como se ha dado a conocer hace escasos días, han constituido una empresa conjunta con sede en Bélgica, que será el gérmen del proyecto Gaia-X. La infraestructura que se creará a partir de esta iniciativa tendrá una arquitectura de nube descentralizada, que dará servicio tanto a clientes empresariales como a las administraciones públicas. HPE, como proveedor de soluciones tecnológicas, ha confirmado su participación en este proyecto y su compromiso con la libertad de Internet y las nubes abiertas, a la vez que seguras. Porque considera que este proyecto no se basa en una tendencia nacionalista, sino todo lo contrario, ya que persigue fomentar una red de Internet y una nube más libres.

Este proyecto responde a un cambio de visión por parte de algunos de los principales gobiernos europeos, que persiguen desvincularse del oligopolio de los proveedores de la nube norteamericanos y chinos, cuya forma de trabajar no coincide con los intereses de Europa. HPE participa en esta iniciativa, impulsando una estrategia de plataforma como servicio desde el borde a la nube, destaca cinco factores clave que están impulsando la respuesta de Europa al dominio de la nube por aprte de empresas extranjeras.

Lucha por la libertad de Internet

En teoría, Internet se creó como una red libre, pero poco a poco ha sido canibalizada por empresas que dominan los servicios básicos a través de la red, desde las búsquedas al comercio electrónico y los más modernos servicios en la nube. Esto ha aplastado durante mucho tiempo las aspiraciones de contar con una red libre y verdaderamente diversa, que sea más propiedad de las personas que de las empresas. Pero en regiones como Europa el impulso hacia la libertad de Internet y la soberanía de los datos ha ido cobrando fuerza, respaldado por leyes como GDPR.

Europa da un paso al frente con Gaia-X

La influencia y el poder de los gigantes tecnológicos parece imposible de combatir pero, con proyectos como Gaia-X, Europa ha dado un paso al frente, proponiendo un modelo que rompe completamente con lo establecido. A pesar de los numerosos detractores de este plan, sus impulsores (entre ellos HPE) han puesto las primeras piedras para combatir la omnipresencia de los gigantes de la nube, especialmente los norteamericanos. Uno de los argumentos en contra de Gaia-X es que impulsará el aislamiento, pero esta plataforma está abierta a la participación internacional, y probablemente encontrará usuarios en organizaciones de todo el mundo, a pesar de los intentos de acabar con el proyecto.

Y, para HPE, uno de los factores que auguran un buen futuro para esta nueva infraestructura de nube es que se basa en una arquitectura descentralizada que permitirá conectar directamente a personas y proveedores de servicios, a través de todo tipo de infraestructuras, tanto de la nube como en el borde. Y esto se alinea con el futuro de la TI, que será cada vez más descentralizada para dar respuesta rápida a las necesidades de los usuarios allá donde estén.

Toda empresa se convierte en una nube

Teniendo en cuenta que los datos son cada vez más importantes para la inmensa mayoría de las organizaciones, el siguiente paso es la nube, pero los datos críticos para el negocio no pueden estar en manos de cualquiera, ni de cualquier manera. Las empresas empiezan a darse cuenta de que la soberanía de los datos es un tema vital para su negocio, y no pueden dejar la información importante en manos de los proveedores actuales, que se puede decir que “hacen lo que quieren”. 

Esto está impulsando las iniciativas de creación de una nube más libre y que ofrezca más control y garantías a los usuarios, en contraposición al dominio casi absoluto del mercado de la nube por unas pocas compañías, con sus propios intereses comerciales, y que a su manera tiene a las empresas “secuestradas”. Ante esto, una nube descentralizada otorga a los usuarios un mayor control sobre sus datos, ya sean empresas o personas físicas, que pueden decidir con más libertad qué hacer con la información que generan, en diferentes sentidos.

La soberanía de datos ofrece más control sobre la monetización 

En línea con lo anterior, al tener una nube descentralizada, más libre y que permita a los usuarios tener la soberanía de sus datos, esto abre las puertas a que las personas y las empresas puedan monetizar directamente los datos que generan, y que les pertenecen. Porque, actualmente, la monetización de los datos beneficia muy poco a los que los generan, y mucho a las empresas que dominan el mercado de la nube y de online, como las redes sociales, el comercio electrónico y otras plataformas.

El contexto actual se parece a lo que ha sucedido tradicionalmente con la industria musical, donde las ventas de discos beneficiaban especialmente a las discográficas, y solo un poco a los artistas. Así, el dinero que se genera gracias a los datos de los usuarios en Internet beneficia principalmente a empresas como Facebook, Alphabet, Apple, Amazon o Microsoft, y muchas veces los usuarios ni siquiera saben que sus datos generan dinero, y que se lo llevan otros.

Pero con una nube descentralizada, que garantice la soberanía de los datos, los usuarios y las empresas pueden decidir con mucha más libertad si quieren monetizar los datos que generan y cómo hacerlo. Esto sería un paso tan revolucionario como el que han dado muchos artistas al publicar sus obras musicales a través de Internet, sin depender de una discográfica que se lleve los beneficios.

La nube del futuro será abierta

Esta es la visión que tiene HPE de cómo será la nube en el futuro, y no solo ellos, sino que cada vez más empresas demandan un concepto más abierto de la nube, que les permita expandirse y operar a su manera, sin depender de las limitaciones que imponen los proveedores actuales. Para muchos, es el siguiente paso natural en la evolución del mundo digital y de Internet, y hasta los líderes de algunas de las compañías más beneficiadas por el modelo actual están demandando más libertad en la red y en la nube.

Y otro de los caminos que se están abriendo, gracias a iniciativas como Gaia-X y a diversos proyectos enmarcados en la Cloud Native Computing Foundation, es la interoperabilidad en la nube. Esto consiste en crear el ecosistema necesario para que cualquier servicio pueda interoperar con otro a través de la Red, de forma transparente y completamente segura, independientemente de que se encuentre en la nube, en el borde o en un centro de datos empresarial.

Esto hará que la nube y la propia red de Internet sea mucho más abierta y permitirá a las empresas adoptar estructuras físicas y tecnológicas mucho más diversificadas y distribuidas. A su vez, esto se apoyará en infraestructuras y plataformas digitales consistentes y que permitan el trabajo sin interrupciones en cualquier entorno local, cloud o Edge, que es una de las principales líneas de negocio de proveedores como HPE, que están adoptando con éxito el modelo de TI como servicio en todas sus formas y modalidades. 

En su caso, que se puede considera como pionero en esta corriente entre los grandes proveedores a nivel mundial, HPE tiene el objetivo de tener toda su cartera de productos disponible como un servicio para el año 2022. Y en este camino destacan que están comprometidos con proyectos como GHaia-X y otras iniciativas que persiguen objetivos similares, enfocados a la apertura de la nube y de Internet.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.