Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de análisis y prueba de circuitos integrados bajará en el segundo trimestre

  • Noticias y Actualidad

tecnología, placa, circuito

Con el avance del coronavirus algunos de los fabricantes más importantes de circuitos integrados han reducido su demanda de servicios de análisis y prueba de componentes. Los proveedores se muestran cautelosos y creen que los ingresos descenderán en el segundo trimestre, aunque destacan que los clientes taiwaneses sí están manteniendo sus pedidos en estos meses.

Muchos fabricantes de circuitos integrados como memoria, procesadores y chips de comunicaciones recurren a especialistas externos para el análisis y las pruebas de sus productos, sobre todo en momentos en los que se incrementa la producción. Pero la irrupción del coronavirus ha llevado a muchos fabricantes a contener tanto su fabricación como sus pedidos a servicios externos.

Según afirman desde empresas especializadas en las últimas tecnologías de análisis de materiales, confiabilidad, y pruebas de fallas en chips de nueva generación, los fabricantes de semiconductores norteamericanos y algunos de los principales proveedores chinos de circuitos integrados de comunicaciones, como HiSilicon, han reducido mucho sus pedidos en este segundo trimestre. Por ahora, creen que tardarán en recuperar los niveles anteriores, y todavía no está claro que lo hagan de cara al tercer trimestre.

Esto perjudica a la industriad de pruebas, pero también causará problemas a los fabricantes de chips, ya que necesitan recurrir a estos servicios para garantizar la confiabilidad de sus productos más modernos, como por ejemplo la memoria, los procesadores y SoC de nueva generación o los chips de comunicaciones 5G. Muchas de estas tecnologías son chips heterogéneos, que deben someterse a baterías de pruebas muy complejas, y los propios fabricantes carecen de la capacidad para cubrir por sí mismo todas sus necesidades.

Debido a las previsiones inciertas del mercado tecnológico para los próximos meses, fabricantes estadounidenses como AMD, Nvidia y Qualcomm, y proveedores chinos como HiSilicon, se han visto obligados a reducir su producción. Y al mismo tiempo, han recortado el gasto en servicios de análisis y pruebas externos, lo que está afectando a esta industria. Por ahora, estos proveedores están capeando el temporal gracias a que sus clientes taiwaneses mantienen los niveles de demanda anteriores, gracias a que están apostando por la innovación y necesitan recurrir a este tipo de servicios especializados para verificar la fiabilidad de sus nuevos diseños.

Aunque varios segmentos de la industria de semiconductores están preparando el lanzamiento de nuevos productos, como la siguiente generación de chips de memoria NAND flash o las nuevas CPU y GPU, los laboratorios especializados se muestran muy cautelosos a la hora de hacer predicciones sobre la segunda mitad de año. Por ahora, están conteniendo la respiración para salir del paso y mitigar el impacto en la demanda que está causando la pandemia.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.