Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Factores que impulsan el negocio de colocación

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

Las empresas se enfrentan a grandes retos tecnológicos para mantener los servicios sin generar tiempos de inactividad o retrasos que generen insatisfacción en sus clientes. Esto está impulsando el mercado de colocación, ya que los proveedores se esfuerzan en ofrecer garantías a sus clientes en cuanto al nivel de servicio, ayudándoles a contar con la tecnología que necesitan, trasladando los gastos de capital a gastos operativos.

En la era digital muchas organizaciones tienen problemas para adquirir y actualizar constantemente la tecnología que necesitan para dar vida a sus servicios digitales, lo que les está llevando a la nube. Pero también a los servicios de colocación, que permiten alojar la infraestructura en instalaciones modernas y bien administradas, reduciendo el gasto de capital y el riesgo en inversiones, por la vía de los costes operativos.

Porque una TI anticuada o mal administrada conlleva más riesgos de sufrir tiempos de inactividad y retrasos en la entrega de servicios, y los estudios más serios relacionan directamente estos sucesos con importantes pérdidas para el negocio. Sectores como el comercio electrónico se enfrentan a este problema, ya que la digitalización del negocio es vital para su supervivencia a medio plazo, y a corto plazo en muchos casos, ya que las tendencias de consumo se mueven hacia el eCommerce.

Esto significa que necesitan la flexibilidad y la capacidad de actualización que les proporciona una TI administrada por terceros, lo que está dando más fuerza a la industria de colocación. Lo mismo sucede con otros negocios en los que el escalado de TI y la expansión geográfica son clave para su competitividad, algo que está guiando los pasos de los proveedores de la nube, especialmente de los grandes.

Pero en el caso de las empresas, más allá de los proveedores de la nube, los factores que llevan a un mayor uso de los servicios de colocación, es que necesitan un mayor rendimiento y una disponibilidad garantizada de sus sitios web. También evitar a toda costa las interrupciones de servicio que puedan dañar sus relaciones con los socios comerciales, y minimizar al máximo la latencia en el acceso a los datos.

Por ello, las empresas de ciertos sectores están incrementando su contratación de servicios de colocación, como es el caso de las organizaciones dedicadas al marketing, la publicidad online, el comercio electrónico, la logística o los servicios financieros. Toda actividad que requiera una interacción digital con socios y clientes se enfrenta a estos retos, y los proveedores de colocación están encontrando un mercado floreciente en estas industrias.

Esto se debe en buena medida al crecimiento que se está registrando en el uso de microservicios, aplicaciones serverless, y al mayor uso de datos provenientes de múltiples fuentes, que requieren arquitecturas de TI con capacidad es de analítica avanzada y gestión de datos no estructurados, entre otras. Contar con esta tecnología internamente y mantenerla actualizada y en buen estado es demasiado costoso para muchas empresas, por lo que recurren a terceros, y esta cadena de servicios está acabando en la industria de colocación, que proporciona soluciones tanto a los clientes finales como a los proveedores de servicios tecnológicos.

Esta tendencia se está expandiendo y los expertos en tecnología empresarial coinciden e que en la próxima década la industria de colocación no solo obtendrá grandes beneficios de los proveedores de la nube, sino que verán cómo se expande su negocio con otros tipos de clientes, más interesados en dedicarse a los servicios al cliente final que a la tecnología subyacente que les da vida.