Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La simulación digital ayuda a mejorar el desarrollo del almacenamiento magnético

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 2 genérica

Un grupo de ingenieros de la Universidad de California, en Berkeley, están utilizando tecnologías de simulación digital para estudiar cómo se comporta la transferencia de calor en los discos duros. Los entornos virtuales creados a partir de datos extraídos de sus experimentos les permiten estudiar con todo detalle cómo afecta el calor a los componentes en los HDD, lo que les permitirá diseñar y fabricar mejores productos.

Los científicos e ingenieros dedicados al campo del almacenamiento de datos tradicional están apoyándose cada vez más en las nuevas tecnologías de simulación digital para investigar y mejorar las tecnologías en los HDD. Uno de los últimos trabajos emplea la simulación para estudiar la transferencia de calor a escala nanométrica en la interfaz de los discos duros. Esto permitirá comprender mejor el comportamiento de los diferentes componentes del disco, con el fin de mejorar su diseño y su rendimiento.

Esta vía de investigación es la que está siguiendo un grupo de ingenieros mecánicos del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de California, en Berkeley. El objetivo que se han propuesto es comprender mejor el comportamiento de la transferencia de calor en la interfaz de los cabezales de grabación/lectura en los discos HDD. Especialmente de cara al desarrollo de los nuevos discos HAMR, en los que se emplea calor para aumentar la capacidad y precisión del sistema.

Esta tecnología, junto con MAMR (todavía en desarrollo), están llamadas a convertirse en la evolución de los tradicionales HDD, pero el exceso de calor puede suponer un problema, ya que si no se controla afecta al funcionamiento de los cabezales y puede reducir la vida útil de ciertos componentes. Por ello, los ingenieros están empleando la simulación digital para poder estudiar con más precisión y rapidez cómo funciona la transferencia de calor a nivel interno entre los componentes del disco.

Su enfoque abarca las últimas tecnologías de discos duros HDD, tanto la Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR) como la Grabación Magnética Asistida por Microondas (MAMR) y la Grabación Magnética Bidimensional (TDMR). En este trabajo están combinando las nuevas tecnologías con los anteriores estudios de la técnica de toma de contacto estática y los desarrollos teóricos de la conducción de fotones basados en ondas. Con ello quieren comprender mejor y mejorar la transferencia de calor en la interfaz cabezal-disco (HDI), y los primeros experimentos, referenciados en el artículo publicado por este grupo de ingenieros, muestran resultados prometedores que permitirán mejorar el diseño geométrico y de materiales de las HDI.