Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de centros de datos crece y se diversifica

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

El mercado de centros de datos no para de crecer, debido a la gran avalancha de datos que traen las nuevas tecnologías digitales al mundo de los negocios y a la propia sociedad. Así, las inversiones de la industria se dirigen cada vez más hacia la construcción de nuevas instalaciones y la ampliación de las preexistentes, con el fin de abordar las nuevas necesidades de los clientes. En este contexto, las principales plazas siguen siendo dominando la industria, pero se abren nuevas posibilidades para los mercados emergentes.

La digitalización trae consigo un aumento incesante de los datos, y esta tendencia probablemente va a ir en aumento en el futuro, ya que la transformación digital de las organizaciones es solo el comienzo de un profundo cambio que va a afectar a todos los niveles de la sociedad. Esto imprime una gran presión a la industria de centros de datos, que necesita seguir creciendo para alojar el creciente volumen de información. Y esta proviene de fuentes cada vez más diversas y exigentes en materia de capacidad, algo que afecta a los principales mercados y a otras regiones emergentes.

Como resultado, por ahora los gigantes de la industria están logrando crecer más que el resto de competidores, acaparando una porción cada vez mayor de este negocio en crecimiento. Esto se ve reflejado en el último estudio publicado por Cushman & Wakefield, que ofrece un ranking global de las empresas del sector datacenter. Según sus estimaciones, en la última década se han añadido unos 100.000 millones al valor de este negocio, y ahora este crecimiento estaría acelerándose.

A su vez, destaca el importante cambio que se está produciendo a nivel técnico, ya que las empresas están invirtiendo cada vez más en externalizar su infraestructura TI, lo que añade más complejidad a los proveedores de centros de datos, no solo en cuanto a la escala del almacenamiento. Esto ha contribuido a que los proveedores más grandes de la nube se conviertan en los principales actores en los principales mercados, ya que cuentan con más recursos para llevar a cabo esta modernización tecnológica.

El estudio de Cushman & Wakefield ha abarcado un total de 1.162 centros de datos en 38 mercados de todo el mundo, y constatan la supremacía de los gigantes de la nube como principales clientes y operadores en 10 mercados clave. Estos son North Virginia, Silicon Valley, Dallas, Chicago, Nueva York/Nueva Jersey, Singapur, Ámsterdam, Los Ángeles, Seattle y Londres. Pero el estudio también muestra que otros mercados emergentes están acaparando cada vez más atención de estas grandes multinacionales, como es el caso de Atlanta, Denver, Dublín, Las vegas, Phoenix, Portland, Salt Lake City y Vancouver.

Aunque también destaca el enorme crecimiento de la industria en regiones como China, en cuyo ámbito despuntan especialmente Hong Kong, Shanghai y Beijing. Esta última plaza ya forma parte de los cinco primeros mercados a nivel mundial por su volumen, compitiendo directamente con North Virginia, Londres, Tokio y Silicon Valley. Por su parte, Hong Kong es uno de los lugares del mundo con impuestos más bajos para la industria, lo que continúa atrayendo clientes.

En opinión de Dave Fanning, director ejecutivo ejecutivo de Cushman & Wakefield, “la velocidad con la que la industria está cambiando hace que la creación de una estrategia de centro de datos sea una tarea compleja y desalentadora”. Por ello, “las empresas deben determinar qué hacer con sus instalaciones locales, qué cargas de trabajo mover a la nube y cómo implementar una estrategia de TI híbrida”.

Mientras tanto, señala, “los desarrolladores y operadores requieren soluciones con una fibra robusta de alta velocidad, así como una comprensión exhaustiva del proceso de permisos y todos los factores de riesgo”. Ante esta situación, “los inversores deben poder evaluar el potencial a largo plazo de un centro de datos para mantener su valor, y la facilidad con la que se puede actualizar. Así, todos los involucrados requieren acceso al capital y una clara comprensión de los objetivos”.

Todo esto está llevando a la transformación de un mercado profundamente focalizado en uno más diversificado, algo que en un futuro impulsará la economía en regiones hasta ahora consideradas como secundarias. Por ejemplo, varios mercados europeos como Londres, París, Milán o Zúrich están recibiendo importantes inversiones de grandes hiperescaladores, que necesitan proporcionar capacidades de nueva generación a los clientes que quieren una mayor cercanía a la infraestructura que les da servicio.

Para los responsables de este informe, como Kevin Imboden, director de investigación de Kushman & Wakefield, por ahora y a corto plazo “los principales mercados ofrecen el mayor número de opciones a los clientes, y las mejores perspectivas”. Pero esto no desmerece a los mercados emergentes, hasta ahora considerados como secundarios, ya que se está despertando su gran potencial para ofrecer servicios de nueva generación allí donde los mercados principales están perdiendo capacidad o agilidad.

En esto influyen tanto las necesidades de mayor ancho de banda y menor latencia como las regulaciones de privacidad, que obligan a los gigantes tecnológicos a almacenar los datos dentro del ámbito territorial de regiones económicas y políticas como Europa. Algo similar está ocurriendo en ciertas zonas de Asia e, incluso, dentro de estados concretos de Estados Unidos, lo que impulsa la creación de regulaciones más locales, que impulsarían la industria d centros de datos a pequeña escala.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.