Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Greenpeace analiza el uso de renovables de los centros de datos chinos

  • Noticias y Actualidad

energia, molino de viento, industria

La ecología va calando poco a poco entre las empresas tecnológicas y del sector de centros de datos, aunque en ciertos países muy dependientes de las energías sucias esta tendencia avanza más despacio. Para tomar el pulso a la situación en China, que es uno de estos países, Greenpeace ha analizado el uso de las energías renovables por parte de las grandes tecnológicas del país.

El informe Green Cloud, publicado recientemente por la organización Greenpeace, clasifica a las empresas según el uso que hacen de las energías renovables y cómo se plantean los negocios en términos de ecología. Esta última edición incluye por primera vez una relación de 15 empresas tecnológicas chinas, clasificadas en función de las estrategias que emplean para reducir las emisiones de carbono, mejorar la transparencia energética, el rendimiento de las energías renovables y hasta qué punto se encuentran bajo la influencia del gobierno y la industria.

En este informe el grupo ecologista señala que los centros de datos han sido responsables de generar 99 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono en 2018, ya que gran parte de las instalaciones estaban alimentadas por centrales eléctricas que emplean combustibles fósiles. Y, lo que es peor, sus expertos afirman que para el año 2023 esta cantidad podría subir hasta 163 millones de toneladas.

En la versión regional de este informe, elaborada por Greenpeace East Asia y la Universidad de Energía Eléctrica del Norte de China, los expertos concretan que la industria de centros de datos de la región consumió un total de 161 TWh en 2018, y un notable 73% del total provino de centrales de carbón.

De las empresas de centros de datos analizadas destaca Quinhuai Data como la más ecológica, y dentro del segmento de la nube la primera posición es para Alibaba Cloud. En el otro extremo, la empresa de centros de datos más contaminante parece ser Baosight Software y dentro de la nube este lugar ha sido para Kingsoft. Los investigadores de Grteenpeace que han elaborado este estudio afirman que la industria tecnológica china está haciendo esfuerzos para ser más ecológica, pero las empresas extranjeras les llevan la delantera.

Aunque pronostican u importante crecimiento del uso de energías renovables por parte de las compañías tecnológicas chinas de cara a los próximos años, ya que se están construyendo numerosas centrales de energía eólica y solar en el país, buena parte de ellas impulsadas directamente por los operadores de la nube y otras empresas tecnológicas.

Como ejemplo señalan el centro de datos que tiene Alibaba en Zhangbei, en la provincia de Hebei, que cuenta con más de 600.000 servidores y que ya se ha conectado a varias plantas eólicas construidas en la zona. Otro es el centro de datos de Baidu en la provincia de Shangxi, que durante 2018 compró 550 Gigavatios hora de energía proveniente de generadores eólicos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.