Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto de energía en el centro de datos sigue aumentando

  • Noticias y Actualidad

eletricidad_energia

Con el avance de la digitalización la industria de centros de datos está creciendo rápidamente y en los próximos años se prevé un gran aumento de la huella tecnológica en los principales mercados. Esto está elevando el consumo energético de la industria a niveles récord, una tendencia que continuará en los próximos años, a pesar de que las empresas del sector están intentando mejorar la eficiencia en las instalaciones.

Los centros de datos son grandes consumidores de energía y en los últimos años el crecimiento de la demanda de servicios digitales y en la nube ha llevado a las empresas del sector a aumentar su huella construyendo nuevas instalaciones y ampliado las existentes. Esto ha supuesto un aumento paulatino del consumo energético en los países más digitalizados, lo que ha llegado a causar problemas de suministro en los principales puntos calientes de la industria.

Teniendo en cuenta las dimensiones cada vez mayores de la industria de centros de datos, las empresas están esforzándose por incrementar la eficiencia energética en las instalaciones, pero esto solo les permitirá mitigar consumos innecesarios, que no se notarán mucho en cuanto a las cifras generales de gasto. Por ello, tanto la industria como las autoridades y las empresas de suministro eléctrico están cada vez más preocupadas por el crecimiento constante del consumo eléctrico de los centros de datos, y están buscando una mayor sostenibilidad.

Según las estimaciones de los expertos más reconocidos de la industria, como los del Uptime Institute, se estima que solo las instalaciones de minería de criptomonedas, que son las que más energía gastan, que en 2019 generaron un consumo de unos 73 Teravatios-hora (TWh). Esto equivale al gasto energético aproximado de unos 6,8 millones de hogares estadounidenses, o unos 20 millones de hogares del Reino Unido. Otra industria que está incrementando mucho el consumo energético por el incremento del tráfico global es la de transmisión de medios, que acapara la mayor parte del tráfico de Internet. Y su consumo seguirá creciendo en los próximos años, debido al avance de las retransmisiones en 4K.

Los factores que más han impulsado hasta ahora el aumento del consumo energético en los centros de datos son el crecimiento del mercado de servicios en la nube y de colocación. Pero de cara a los próximos años se prevé un aumento del consumo derivado de la llegada de 5G. Esta tecnología de comunicaciones tendrá un papel fundamental tanto en el gran consumo como en las redes empresariales, ya que impulsará modalidades de infraestructura de nueva generación como los centros de datos Edge de diversas categorías, que se instalaran en muchos puntos de estas nuevas redes.

Aunque aún pasarán unos años antes de que el impacto de5G se materialice del todo, los expertos creen que tendrá un papel fundamental en la expansión de tendencias tecnológicas como las ciudades inteligentes, Internet of Things, el transporte conectado o la realidad virtual de consumo y profesional. Y esto elevará el consumo de los centros de datos aún más, algo que agrava las preocupaciones de las autoridades y de la propia industria.

Cabe destacar que existe muy poco consenso sobre las previsiones de crecimiento del consumo energético en los centros de datos, ya que hay muchos intereses involucrados en este asunto. Por ejemplo, según el último informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE), en los próximos dos años se duplicará la carga de trabajo y el tráfico de Internet, con el consiguiente aumento del consumo. Pero estas previsiones se basan en que la demanda energética de los centros de datos se mantendrá en este tiempo gracias a las mejores políticas energéticas. Para muchos expertos, como los del Uptime Institute, esto no es nada realista, ya que el crecimiento de las cargas de trabajo generará un consumo que no se podrá reducir mediante mejores tecnologías ni políticas de eficiencia energética, por muy buenas que sean.

Por el contrario, otras investigaciones como las del Proyecto EURECA (Acción de Coordinación de Eficiencia de Recursos de la UE), revelan que el consumo de los centros de datos solo en regiones clave como Europa o China ha ido incrementándose mucho en los últimos años, con un impresionante aumento interanual de 290 TWh entre 2017 y 2018, lo que de por sí supera las cifras globales presentadas por la AIE. En opinión de los analistas del Uptime Institute, esta tendencia de crecimiento va a mantenerse durante al menos cinco años más, debido a que el proceso de digitalización que se está llevando a cabo en estas y otras regiones va a continuar impulsando el crecimiento de la industria de centros de datos, elevando a su vez el gasto energético global. Y, de cara a 2020, sus investigaciones preliminares indican que el consumo de energía de las TI podría crecer un 10%.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.