Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta la densidad de los bastidores en los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

El crecimiento de los datos en todo el mundo está fortaleciendo el sector de los centros de datos, impulsado las inversiones de capital, la construcción de nuevos centros de datos y la densidad de los racks en las instalaciones. Y los expertos afirman que esta tendencia continuará en los próximos años, a medida que la demanda de computación siga creciendo.

Los centros de datos proliferan en los países más avanzados en el proceso de transformación digital, ya que son el soporte fundamental de las tecnologías digitales. Esto está ocasionando un rápido avance en la industria de los centros de datos, ya que los clientes demandan cada vez más capacidad de computación y de almacenamiento, tanto en sus centros de datos locales como en las instalaciones de proveedores externos de colocación y de la nube.

Para sostener este crecimiento los operadores de centros de datos están apostando por incrementar la densidad de rak en las instalaciones, como muestra un reciente estudio elaborado por 451 Research. En este sentido, uno de sus autores, Kelly Morgan, vicepresidente de Infraestructura y Servicios de Centros de Datos en esta firma de investigación, afirma en el documento que “Una de las cosas clave que estamos viendo es un cambio en la densidad. La densidad finalmente está aumentando. Esto se ha escuchado durante mucho tiempo, pero hasta hace poco el promedio ha sido de unos 5 kW por rack. Ahora se percibe que esto está aumentando”.

Según sus estimaciones, el 45% de las empresas encuestadas espera alcanzar una densidad promedio de unos 11 kW por rack para el próximo año. Esto choca con el máximo alcanzado durante los anteriores 5 años, que no superaba los 10 kW por rack, y esta cifra se registraba en pocos casos. Según los expertos, el principal motivo de este incremento es el incremento de los requisitos de procesamiento para sostener las cargas de trabajo de inteligencia artificial, que demandan más potencia por equipo.

Esto se está logrando mediante las nuevas tecnologías de servidores, que alcanzan nuevas cotas de rendimiento pero que también elevan el consumo energético a un nivel más elevado. Esto también requiere mayor densidad de almacenamiento por gabinete, algo que también incrementa los requisitos energéticos y la generación de calor en el centro de datos, un problema que está creciendo mucho con el incremento de densidad.

En palabras de Morgan, “Los nuevos chips están impactando en la densidad. La IA y las nuevas aplicaciones necesitan mucha más energía por chip, y esto tiene implicaciones para el centro de datos. La gente espera que esto continúe, y no será fácil de manejar”. Mientras tanto, el porcentaje de empresas que están usando modelos de infraestructura de tamaño más reducido y eficiente, como la infraestructura hiperconvergente, está creciendo, y ya se sitúa en torno a un 50%.

Otras conclusiones que señala Morgan en este informe son que, “Algunas empresas ya no podrán soportar las densidades requeridas en sus centros de datos locales, algunos proveedores de centros de datos cambiarán sus sistemas de enfriamiento para ofrecer opciones de mayor densidad, y los proveedores de la nube tendrán que cambiar sus estrategias de construcción y operación para lidiar con requisitos de mayor densidad”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.