Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

OpenStack Foundation lleva la computación en la nube al borde

  • Noticias y Actualidad

OpenStack

A través de la versión 2.0 de StarlingX, la fundación OpenStack ha lanzado una nueva plataforma de computación perimetral de código abierto, con la que quiere llevar la nube al borde. Esto permitirá utilizar la tecnología de contenedores en las infraestructuras en el borde, empleando plataformas de orquestación como kubernetes.

La OpenStack Foundation acaba de anunciar StarlingX 2.0, la segunda versión de su plataforma Edge computing, con la que quiere llevar la nube a la TI en el borde. Porque su visión de lo que significa la nube ha pasado de algo centralizado a una red de recursos distribuida, más cercana a los usuarios finales. Además, mediante StarlingX 2.0 ha logrado crear una plataforma con la que los usuarios pueden utilizar la tecnología de contenedores en las implementaciones perimetrales, empleando un motor de orquestación tan extendido como Kubernetes.

En declaraciones realizadas al medio ITPro Today por Ildiko Vancsa, líder técnico del ecosistema en OpenStack Foundation, “La plataforma experimentó un cambio drástico con la transformación para aprovechar los beneficios del uso de tecnologías de contenedores. La comunidad ha estado trabajando duro desde la versión 1.0 para crear una solución de infraestructura abierta para casos de uso de Edge e IoT utilizando múltiples componentes de código abierto conocidos”.

Esta nueva versión de la plataforma StarlingX se integran los componentes de OpenStack con Kubernetes, empleando servicios de Airship para una mayor flexibilidad y robustez en las infraestructuras perimetrales, pensando en poder llevar la nube al borde. Sus creadores destacan el papel que juega Airship, que permite el aprovisionamiento automatizado en la nube. Pero, además, esta nueva versión aporta el uso de contenedores y otras funciones nuevas, como el soporte para dispositivos TPM (Trusted Platform Module), el arranque seguro UEFI o el soporte para el protocolo PTP.

Y, gracias a este nuevo enfoque, sus desarrolladores destacan que la plataforma OpenStack ya no es un componente imprescindible para la implementación de la nube. Con StarlingX 2.0 las organizaciones pueden desplegar sus cargas de trabajo de contenedores en infraestructuras bare metal sin recurrir a OpenStack. Auque, como señalan desde la organización, “hay algunos servicios basados en OpenStack que permanecen en el controlador, como Keystone para las claves de seguridad u Horizon para la interfaz de administración. Pero no hay ninguna dependencia de OpenStack en las cargas de trabajo del contenedor”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.