Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

HPE construye el nuevo superordenador para llegar a la luna

  • Noticias y Actualidad

HPE Discover 2019

El fabricante Hewlett Packard Enterprise ha trabajado con la NASA para construir el nuevo supercomputador que apoyará la futura misión para volver a llevar al hombre a la luna. Esta máquina, llamada Aitken, se encarga entre otras cosas del modelado y la simulación de la entrada, descenso y aterrizaje de las naves del programa Artemis, que culminará en 2024.

La NASA lleva cuatro años desarrollando el nuevo superordenador para su Centro de Investigación AMES, en colaboración con HPE. Esta máquina proporcionará una ayuda fundamental para llevar a cabo uno de los desafíos más ambiciosos que esta agencia espacial ha lanzado en los últimos tiempos. Este proyecto, llamado Artemis, pretende llevar de nuevo al hombre a la luna, concretamente a la región del polo Sur, en el año 2024. La tecnología ha avanzado mucho desde la anterior hazaña culminada por Neis Amstrong y sus compañeros de misión, y los ordenadores de tierra juegan un papel fundamental para realizar los cálculos necesarios para operaciones tan complejas y arriesgadas como la entrada, descenso y aterrizaje (EDL).

Y este será uno de los trabajos que realizará el nuevo ordenador Aitken, llamado así en honor del astrónomo estadounidense Robert Grant Airtken. Esta máquina ha sido dotada de la más moderna tecnología, que le permite realizar simulaciones altamente complejas a 3,69 Petaflops. Está basada en la plataforma de alto rendimiento (HPC) HPE SGI 8600, con capacidades especiales de refrigeración líquida para mejorar la eficiencia energética.

Está basada en un enfoque de centro de datos modular desarrollado entre la NASA y HPE que permite impulsar la eficiencia energética y reducir el consumo de electricidad y agua. Cuenta con procesadores escalables Intel Xeon de segunda generación, que suman 1.150 nodos y 46.080 núcleos de procesamiento, 221 Tb de memoria y redes de alto rendimiento basadas en Infiniband. Además, se ha empleado la última tecnología de Schneider Electric para la construcción de infraestructuras TI modulares, resistentes a la intemperie y al fuego, lo que garantiza que se puede instalar con seguridad en ubicaciones remotas o especiales.

Como dijo Bill Mannel, vicepresidente y gerente de HPC e IA en HPE, “HPE tiene una colaboración de larga data con NASA Ames, y juntos, continuamos construyendo tecnologías innovadoras de HPC para impulsar el descubrimiento espacial y científico que aumenta la eficiencia general y reduce los costos. Nos honra haber diseñado la nueva supercomputadora Aitken y las capacidades de energía para la próxima misión de la humanidad a la luna”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.