Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los fabricantes de servidores para centros de datos se mudan fuera de China

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_apc

A pesar de que las negociaciones entre China y Estados Unidos podrían destensar sus elaciones comerciales, los principales fabricantes de servidores para centros de datos quieren evitar los elevados aranceles. Por ello, tres de los grandes de la industria han decidido continuar con su estrategia de mudar las fábricas fuera del país asiático, trasladándolas a Taiwán, México o la República Checa.

Los elevados aranceles que ha impuesto Estados Unidos a los productos tecnológico manufacturados en China han impuesto una carga impositiva muy elevada a los fabricantes de equipos para centros de datos, que han decidido sortear estos cargos mediante dos estrategias combinadas. Por un lado, han iniciado la mudanza de buena parte de sus fábricas a otros países y, por otro, están realizando transferencias de tecnología entre países, antes de enviarlos a sus clientes norteamericanos, que representan gran parte de sus ventas.

Aunque la tensa situación entre las autoridades norteamericanas y chinas está en una fase de relativa relajación, esto no cambia las condiciones que deben afrontar los proveedores de servidores y otros equipos para centros de datos si quieren hacer negocios con sus grandes clientes en Estados Unidos. Por ello, los planes de tres de las grandes compañías del sector, Quanta, Foxconn e Inventec, son seguir con la mudanza de sus fábricas fuera de China.

Según ha informado recientemente Nikkei, estas tres firmas están moviendo sus operaciones de fabricación a Taiwán, México y la República Checa, con lo que quieren evitar los aranceles y, además, acabar con las preocupaciones de sus clientes sobre los riesgos de seguridad de sus servidores y otros equipos para centros de datos. Las firmas taiwanesas están siendo las más afectadas por las medidas de la administración estadounidense, ya que la mayoría de sus fábricas estaban afincadas en China, y gran parte de sus negocios son con clientes de EEUU.

Pero no son las únicas compañías que están adoptando esta estrategia, o que tienen en mente la posibilidad de trasladar su fabricación fuera del país asiático. Ejemplos de ello son los rumores (que podrían tener fundamento) de que Google se plantea mover la fabricación de sus placas base desde China a Taiwán. Y se comenta que otras grandes firmas norteamericanas y de otros países se plantean estrategias similares, como podrían ser HP, Dell, Microsoft, Lenovo, Hacer, Sony, Asus o Amazon.

Según declaraciones de miembros de la cadena de suministro realizadas a Nikkei, “El consenso de la industria es mover un promedio de alrededor del 30 por ciento de la producción fuera de China, dependiendo de lo importante que sea el mercado de Estados Unidos”. Y afirmaron que, en general, todos los fabricantes de la industria tecnológica deben elaborar un plan si no quieren poner en riesgo su competitividad en le mercado global. Por ello, se espera que esta migración continúe a medio plazo, cambiando para siempre el panorama de la industria tecnológica, que dejará de estar tan centralizada en China para diversificarse y generar oportunidades en otras regiones y países.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.