Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria Taiwanesa continúa trasladando sus fábricas fuera de China

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

A pesar de la tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, los fabricantes ODM de Taiwán continúan el proceso de trasladar sus fábricas fuera del país asiático. Este movimiento, impulsado por las demandas de sus clientes, persigue asegurar una cadena de producción que se encuentre al margen de las consecuencias de esta guerra comercial.

Mientras Estados Unidos y China mantienen una tregua en sus tensas relaciones comerciales, la industria de Taiwán está tomando medidas para proteger su negocio. Los fabricantes de tecnología taiwaneses son algunos de los más grandes del mundo, y desde hace muchos años tiene sus fábricas afincadas en China, lo que les ha permitido ser más competitivos en precio y escalar su capacidad de producción con facilidad. Pero con la gran carga fiscal que suponen los nuevos aranceles de Estados Unidos a los productos manufacturados en China, esperan un gran impacto en sus negocios con los clientes norteamericanos, su mayor mercado global.

Para paliar las consecuencias de esta guerra comercial algunos fabricantes están haciendo esfuerzos para influir en la política de la administración Trump. Pero la mayoría de fabricantes ODM han iniciado un plan para reubicar sus fábricas fuera de China, que no se ha paralizado al iniciarse la tregua entre ambos países, que establece la suspensión de las nuevas tarifas durante un período de 90 días. Esto está motivado por la demanda de los propios clientes de las empresas taiwanesas, que quieren reducir el riesgo y asegurar sus márgenes. Esto supone una importante inversión por parte de estas compañías, pero lo consideran una mejor estrategia para asegurar sus cadenas de suministro de cara al futuro, ante la incertidumbre acerca de cómo se desarrollará este conflicto comercial.

El resultado de esta política de las empresas taiwanesas es que ya se están abriendo nuevas fábricas en su país y en otros de la región, como Vietnam, Malasia y Filipinas, y también alguna en México. Según informan desde el medio Digitimes, algunas de las compañías que más han avanzado en este proceso de reubicación son Quanta, Compal, Wistron e Inventec, que fabrican productos como placas base, servidores, PCs de sobremesa, ordenadores portátiles, dispositivos inteligentes y periféricos, entre otros. Además de estas firmas, se espera que otras grandes empresas de fabricación ODM adopten esta misma política a coto o medio plazo, como forma de diversificar su cadena de producción y suministro, para protegerse ante este y otros posibles conflictos comerciales.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.