Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de memoria acelera la transición total a los chips de 96 capas

  • Noticias y Actualidad

Intel SSD 3D NAND

La mala situación del mercado de memoria lleva a los fabricantes a buscar formas de reducir los costes de producción, lo que les permitirá soportar mejor la constante caída de precios. Para lograrlo las principales marcas van a acelerar la transición hacia los nuevos procesos de producción de unidades 3D NAND de 96 capas, dejando de lado las tecnologías anteriores.

En lo que va de año el mercado de memoria de almacenamiento de estado sólido ha sufrido una importante caída de precios, que está poniendo en muy mala situación a la industria. Los fabricantes ven como el precio en los mercados globales se está recortando constantemente, sobre todo en las memorias de generaciones anteriores. Por ello, han decidido apostar fuerte por los procesos de fabricación de chip 3D NAND de 96 capas, que permiten una mayor densidad de bits con un menor coste de producción.

Según han publicado en el medio Digitimes, sus fuentes en la industria afirman que para 2020 pretenden que esta tecnología se convierta en dominante, dejando atrás la fabricación de generaciones anteriores de memoria. Actualmente, la fabricación de chips de 96 capas solo supone el 30% de la producción total de bits NAND flash, pero los menores costes que genera esta generación de memoria resultan más ventajosos para los fabricantes, y les permiten mantener su competitividad en el mercado global.

Ahora, la tecnología dominante es la de 64 capas, pero el coste de fabricación por bit es más caro, y la constante caída de precios de estos chips está poniendo en dificultades a los proveedores, ya que el precio final está muy cercano al coste de producción. De hecho, otros eslabones de la cadena global de suministro de memoria han solicitado a los fabricantes que recorten la producción para que se equilibre poco a poco la oferta y la demanda, y muchos de ellos ya lo han hecho.

Pero si quieren lograr que la tecnología dominante en 2020 sea la de 96 capas, deberán incrementar la producción de estos chips, lo que genera un riesgo de que la sobreoferta se acabe trasladando a esta nueva generación. Y, mientras tanto, continúan con el desarrollo de las futuras memorias de 128 capas, que podrían comenzar a llegar al mercado entre finales de 2019 y 2020, aunque de forma minoritaria.

Por ahora, está claro que los principales actores de este mercado van a recortar la producción de las memorias de 64 capas. Ejemplos de ello son Micron, SK Hynix y Samsung, que han anunciado recortes paulatinos en la fabricación de esta tecnología, debido a las presiones de un mercado en constante caída de precios.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.