Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Amazon quiere ocultar sus cifras de emisiones de carbono en Australia

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

Por mucho que AWS quiera dar una imagen de empresa comprometida con el medio ambiente, la realidad es que aún debe trabajar más para ponerse al nivel de algunos de sus competidores. Un ejemplo de ello es su reciente petición a las autoridades australianas para que no publiquen los datos sobre sus emisiones de carbono en el país, aduciendo que sería como revelar ?secretos comerciales?.

Mucho se habla últimamente de la transición de las grandes compañías tecnológicas a las energías renovables y de su compromiso de reducir al máximo sus emisiones de carbono, pero la realidad es que este camino no se anda en dos días, por mucha prisa que quieran darse las empresas y por mucho dinero que inviertan en estos planes. Ejemplo de ello es AWS, el principal proveedor de servicios en la nube en todo el mundo, que lleva tiempo jactándose de cómo está transformando su negocio para prescindir de las fuentes de energía contaminantes.

Pero recientemente han realizado un movimiento, cuanto menos, sospechoso. En Australia, donde la compañía tiene tres zonas de disponibilidad cloud, ubicadas en Sydney, los responsables de AWS han lanzado una petición formal al Regulador de Energía Limpia del gobierno para evitar que publiquen los datos sobre el consumo de energía y las emisiones de carbono equivalentes de sus centros de datos durante el período 2017-2018. Los motivos, según Amazon, son que hacer pública esta información sería como revelar un secreto comercial a sus competidores, algo que afectaría al valor comercial, ya que revelaría información sobre su estrategia para reducir el consumo energético de sus instalaciones.

Pero esto choca con las regulaciones nacionales, según las cuales las empresas que generan al menos 50 kilotones (millones de kilogramos) de gases de efecto invernadero están obligadas a publicar estos datos. Y en el último informe más de 400 empresas que operan en Australia lo han hecho. Por su parte, Amazon ha facilitado la información, pero ha incluido esta solicitud para tratar de persuadir a las autoridades de que no la publiquen.

Entre ellas se encuentran otros grandes del sector tecnológico vinculados a los centros de datos, como IBM o NextDC, entre otros, que no han dudado en reconocer sus 49.800 y 184.00 kilotones de emisiones, respectivamente. Otros, como Equinix, que también opera dentro del país, no ha alcanzado la cifra necesaria como para verse obligado a hacer públicos estos datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.