Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Huawei lanza un nuevo procesador especialmente diseñado para centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Procesador Huawei Kunpeng 920

El fabricante chino acaba de anunciar su nueva CPU Kunpeng 920, basada en ARM y destinada a los centros de datos. Según sus creadores, su arquitectura proporcionará más rendimiento por vatio que los procesadores convencionales y será compatible con tecnologías clave en este entorno, como PCI Express Gen4, RDMA a través de Ethernet y CCIX, entre otras.

El sector datacenter está viviendo una época de rápida evolución, en la que están surgiendo multitud de tecnologías que pretenden mejorar el rendimiento en el almacenamiento, el procesamiento y la transferencia de datos, para cubrir las necesidades digitales de las empresas y los proveedores de infraestructura y servicios en la nube. Ante esta situación, los fabricantes del sector están buscando nuevas soluciones que permitan satisfacer la creciente demanda de rendimiento, y Huawei ha optado por desarrollar sus propias tecnologías para el centro de datos. Estas abracan desde las plataformas de almacenamiento de nueva generación hasta los dispositivos de red más rápidos, pasando por nuevos procesadores para tareas específicas.

Recientemente, el fabricante chino lanzó dos nuevos procesadores diseñados específicamente para plataformas de inteligencia artificial, y ahora acaba de anunciar el nuevo Kunpeng 920, una CPU pensada para los centros de datos. Su arquitectura se basa en ARM, cuenta con 64 núcleos a 2,6 GHz, tiene ocho canales de memoria DDR4 y es compatible con diversas tecnologías y protocolos comunes en el entorno datacenter. Por ejemplo, con el estándar PCI Express Gen4, fundamental para la comunicación con el almacenamiento NVMe de nueva generación, y también con el protocolo de red RDMA a través de Ethernet Convergente (RoCE), y con la arquitectura de interconexión coherente de caché para aceleradores (CCIX).

Este nuevo procesador está pensado especialmente para su uso con el big data, los sistemas de almacenamiento distribuido y para potenciar las aplicaciones nativas de ARM. Sus creadores afirman que su rendimiento es un 25% superior al de sus competidores, consumiendo un 30% menos de energía. Así lo afirma William Xu, director y Jefe de Estrategia de Marketing, quien dijo que: “Hoy, con Kunpeng 920, estamos entrando en una era de computación diversificada encarnada por múltiples núcleos y heterogeneidad. Huawei ha invertido con paciencia e intensidad en la innovación informática para lograr avances continuos. Trabajaremos con nuestros clientes y socios para construir un mundo inteligente y completamente conectado”.

Este anuncio va acompañado de la introducción de nuevos servidores para esta CPU, denominados TaiShan, en tres modelos diferentes que se enfocarán al almacenamiento, el cálculo de alta densidad o una combinación de los dos usos. Por ahora no se han dado a conocer los precios de estos equipos ni la fecha en que saldrán al mercado, pero la compañía sí ha afirmado que los nuevos procesadores se destinarán a sus propios servidores y equipos, y que no los comercializará a terceros. Este lanzamiento forma parte de la nueva estrategia de Huawei para fomentar el ecosistema ARM y la computación diversificada. En palabras de Xu, “Huawei ha innovado continuamente en el dominio de la computación para crear valor para el cliente. Creemos que, con el advenimiento de la sociedad inteligente, el mercado de la computación verá un crecimiento continuo en el futuro”.

La política actual de innovación de Huawei, que está llevando a la creación de nuevos procesadores y equipos para el centro de datos responde a varios factores. Por un lado, quiere proporcionar sus propias soluciones de alto rendimiento para las nuevas cargas de trabajo y, por otro, quiere protegerse ante las dificultades que puede traer el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que pone dificultades a la cadena de suministro de componentes clave para la industria tecnológica, y muy especialmente para la informática de consumo y profesional.

Pero los responsables de la compañía han aclarado que mantendrán sus alianzas a largo plazo con socios clave del sector, precisamente con los fabricantes de procesadores y otros componentes para servidores y equipos de centros de datos basados en x86, como Intel. Concretamente, Xu afirmó que: “Actualmente, la diversidad de aplicaciones y datos está impulsando requisitos de computación heterogéneos. Huawei se ha asociado con Intel durante mucho tiempo para lograr grandes logros. Juntos hemos contribuido al desarrollo de la industria de las TIC. Huawei e Intel continuarán nuestras alianzas estratégicas a largo plazo y continuarán innovando juntos”.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.