Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La caída de precios de la memoria NAND preocupa a los proveedores

  • Noticias y Actualidad

SSD

Durante todo este año la sobreoferta de memoria NAND ha hecho bajar los precios, y los expertos opinan que podría seguir descendiendo más allá de 2018. Esto está generando mucha preocupación entre los fabricantes de chips y los proveedores de dispositivos de almacenamiento, que ven difícil mantener la salud del negocio durante el año que viene, cuando entrarán los nuevos formados de más capacidad.

Las previsiones del mercado de memoria 3D NAND indican que los precios seguirán bajando en el último trimestre de 2018, según los analistas de Trendfocus. Aunque esperan un aumento interanual de la capacidad enviada de entre el 37% y el 38%, al haber despegado las nuevas memorias NAND de 64 capas esto no implicará un incremento sustancial de las unidades enviadas. Por lo tanto, los expertos prevén que la sobreoferta de bits y unidades existente durante este año continuará en niveles que seguirán impulsando el descenso de precios. Y esta situación podría prolongarse durante 2019, ya que la producción masiva de chips 3D NAND de 96 capas y de las nuevas memorias QLC (Quad Level Cell) no se iniciará hasta muy adentrado el próximo año, aunque se estima que la producción será modesta.

Esta situación está poniendo en alerta a los fabricantes y proveedores de chips, que ven cómo los precios podrían bajar en niveles de hasta dos cifras porcentuales en algunos segmentos, lo que pone en riesgo la salud de su negocio de memoria. Según indican los analistas expertos en el sector, la demanda prevista para 2019 podría ser más baja de lo esperado, impulsando aún más la caída de los precios. A esto se suma que otras previsiones clave para la demanda del mercado NAND también serán más bajas de los que se pensaba. Por ejemplo, la transición de las unidades SAS a la nueva interfaz PCIexpress se está retrasando, ya que muchas empresas dedicadas a las redes de almacenamiento sólo están realizando esta migración para las soluciones más altas de gama. Su estrategia comercial, tanto como proveedores de memoria como de constructores de sistemas es proporcionar equipos de alto rendimiento para las cargas de trabajo más exigentes, con las que pueden obtener más margen de beneficio. Mientras tanto, están manteniendo la infraestructura basada en SAS para los equipos de almacenamiento empresarial para cargas de trabajo medias. Los expertos apuntan a que muchos podrían seguir incrementando los pedidos de discos duros SAS para mantener en el tiempo las infraestructuras antiguas.

Por otro lado, la tendencia creciente de empresas que se construyen sus propios sistemas de almacenamiento podría generar más demanda de nuevas unidades basadas en chips 3D NAND de nueva generación. Debido a que realizan los pedidos directamente a los proveedores se encuentran en una buena posición para realizar la transición a SSD basados en PCI express, pero estos pedidos probablemente no logren reducir de forma sustancial la sobreoferta existente en el sector.

En cualquier caso, aunque los proveedores de servicios en la nube y las empresas con infraestructuras TI de gran tamaño están apostando cada vez más por las nuevas tecnologías, los analistas prevén que los precios de la memoria 3D NAND seguirán bajando en los próximos meses, poniendo las cosas difíciles a los fabricantes, quienes deben potenciar sus ventas a la vez que mantienen sus esfuerzos en la carrera por el desarrollo de sus tecnologías de almacenamiento.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.