Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los precios de NAND Flash podrían bajar más de lo esperado

  • Noticias y Actualidad

Descenso

En 2018 el mercado de NAND Flash ha superado la época de escasez que comenzó en 2016, lo que está provocando una bajada de precios sin precedentes, especialmente en los chips de memoria y en los discos duros SSD de categoría empresarial. Hasta ahora se preveía un descenso considerable en el precio, pero recientemente los analistas han dictaminado que podría ser aún mayor de lo esperado.

Hace dos años se inició una etapa de escasez en el suministro de memorias NAND flash, que por entonces estaba llegando al límite de capacidad y prestaciones de la tecnología existente, con chips 2D de baja densidad. Pero con la llegada de los nuevos chips 3D NAND los fabricantes abrieron el mercado a nuevos sectores, interesados en el rendimiento que ofrece este tipo de memoria en soportes de más capacidad. Desde entonces los fabricantes han ido aumentando el número de capas de celdas en sus unidades, inundando el mercado con una oferta que no para de crecer. Los nuevos chips tienen hasta 96 capas y se fabrican con estructuras TLC y QLC de más capacidad, pero el desarrollo continúa y en 2019 seguirán creciendo sus prestaciones. Esto está generando una sobreoferta que está estimulando la competencia y haciendo que los precios bajen. Hasta hace poco los analistas calculaban que los precios caerían en torno a un 10% para final de año, pero ahora han revisado sus previsiones y creen que la caída de precios será más drástica.

El analista Jim Handy, de la firma Objective Analysis, hizo pública su actualización anual sobre la tecnología flash en el Flash Memory Summit, en la que predice que el precio de las memorias NAND Flash podrían caer hasta un 80% en los próximos dos trimestres, que serán seguidos de una bajada más moderada del 30% anual hasta que se llegue a un nuevo período de escasez. Tradicionalmente, estas etapas de sobreoferta y carencia de unidades siguen un ciclo que dura aproximadamente dos años, pero Handy advierte de que este comportamiento podría verse alterado por la llegada al mercado de firmas como la china Yantze Memory Technologies Co, cuya nueva oferta de chips con una nueva tecnología flash podría llevar a que la etapa de sobreoferta dure tres años en vez de dos.

Pero, según la opinión de este y otros expertos del sector, el coste final de las unidades SSD no descenderá, especialmente de las de categoría empresarial, sino que los fabricantes aumentarán paulatinamente la capacidad manteniendo el mismo precio. Esta estrategia se basa en que las nuevas tecnologías NAND Flash están consiguiendo cuadruplicar la capacidad sin incrementar los costes. En palabras de Handy, “Los precios de SSD se mantendrán iguales. Las capacidades simplemente explotarán. Un terabyte podría ser el SSD empresarial más pequeño que se pueda comprar dentro de un año”. Con esta perspectiva, los expertos aconsejan a las empresas estudiar bien las inversiones que se quieren realizar en los próximos trimestres, ya que la caída de precios no se reflejará de forma homogénea en el mercado. Por ejemplo, recalcan que los precios de OEM tardarán más en bajar, ya que los proveedores pretenden aplicar un margen adicional hasta que la presión de sus clientes les fuerce a bajar los precios. Por ello, recomiendan demorar las compras tanto como se pueda sin poner en riesgo la adecuada actualización de sus sistemas, y que compren sólo lo que necesiten, dejando las actualizaciones a largo plazo para cuando los precios OEM se acomoden a la realidad del mercado mayorista.

Debido a esta estrategia de los grandes proveedores, muchos expertos afirman que las caídas de entre el 50% y el 80% de las memorias NAND Flash no se harán realidad para el consumidor final, sino que servirán para aumentar el margen de los proveedores intermediarios, y recomiendan a los consumidores finales que tengan grandes planes de compra que traten de adquirir sus unidades de almacenamiento flash directamente a los fabricantes, lo que les permitirá ahorrar mucho dinero.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.