Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un banco irlandés persigue un fraude en terrenos para datacenter

  • Noticias y Actualidad

Fraude, Seguridad, Banca

La entidad Ulster Bank ha emprendido acciones para denunciar la importante deuda contraída por los hermanos McDonagh para financiar la compra de unos terrenos para la construcción de un supuesto centro de datos en la localidad de Kilpedder.

Esta historia comenzó en 2007, cuando los hermanos Brian, Kenneth y Maurice McDonagh solicitaron un préstamo de 21,8 millones de euros al Ulster Bank, supuestamente destinados a la compra de unos terrenos para la construcción de un centro de datos en la localidad de Kilpedder, en el Condado de Wicklow. Pero según la información publicada por el Irish Independent y el Irish Times, este proyecto ni siquiera llegó a existir. Posteriormente, en 2014, los hermanos firmaron un acuerdo con el banco para hacer frente a la deuda, que hasta ahora tampoco han cumplido. Según la declaración jurada de Brian Conlan, gerente de relaciones públicas de la entidad, en 2014, tras no haber devuelto el dinero, los hermanos McDonagh acordaron que venderían los terrenos antes de finalizar el año para recuperar, al menos, parte de la inversión. Según ha afirmado, lo vendieron por 1,5 millones de euros a una compañía llamada Granjka Ltd. que, en su opinión, es un ardid de los hermanos para adquirir de forma fraudulenta las tierras por una fracción mínima de su precio original, y librarse de la responsabilidad con el banco. Además, según Conlan, los hermanos McDonagh están tratando de ofuscar activamente la venta de los terrenos, ya que han puesto vacas, han eliminado el cartel de “se vende” y cualquier indicación de que la propiedad es privada.

Otra muestra de la supuesta mala fe de estas personas es que, cuando Apple estaba buscando terrenos para la construcción de un centro de datos propio en Irlanda, Brian McDonagh trató de vender el terreno al gigante americano y, cuando este optó por construir sus instalaciones en Athenry, un proyecto que en aquel entonces estaba sufriendo demoras por problemas administrativos, McDonagh enturbió más la situación presentando una queja porque supuestamente el proyecto de Apple estaba incumpliendo la normativa forestal del país. Esta apelación fue desestimada una vez que el Tribunal Supremo de Irlanda falló a favor de Apple, ya que según el Juez no tenía legitimidad para presentar esta denuncia al no residir cerca de la ubicación y porque tampoco participaba de forma alguna en la planificación del proyecto. En el veredicto el juez también afirmó que no estaba claro por qué había presentado semejante apelación cuando estaba tratando de construir su propio centro de datos, lo que sirvió en parte para poner aún más el foco en las actividades de los hermanos McDonagh.

Todo ello ha llevado al banco del Ulster a retomar su batalla legal contra los hermanos, presentando su caso ante el Tribunal de Comercio de Irlanda. En su demanda exigen que los hermanos McDonagh les devuelvan 22 millones de euros y firmen una declaración reconociendo el incumplimiento del acuerdo que firmaron con la entidad en 2014. Por ahora, el litigio está en sus primeras fases, y es pronto para saber si los argumentos del banco cuentan con la solidez necesaria para ganar en los tribunales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.