Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los elevados costes ecológicos de los DC hiperescala

  • Noticias y Actualidad

medio ambiente, green,

A pesar de las mejoras en la eficiencia energética que están implementando los grandes operadores hiperescala en sus centros de datos, la huella ecológica que suponen podría estar por encima de lo previsto. Un informe elaborado por las autoridades danesas alerta de que las nuevas instalaciones proyectadas en su país podrían incrementar en exceso su huella de carbono.

No es un secreto que los centros de datos generan de forma directa e indirecta un elevado coste ecológico. Para mitigar estos efectos los operadores de datacenter hiperescala buscan ubicaciones en países que emplean mayormente energías renovables, lo que equilibra un poco la huella ecológica que generan sus instalaciones. En Europa, esto les está llevando a los países del norte, que apuestan fuerte por estas tecnologías y, además, su clima frío les permite emplear sistemas de refrigeración más eficientes, lo que reduce los costes energéticos. Pero, según un informe elaborado por las autoridades danesas, obtenido por el periódico Politiken, los centros de datos de gran tamaño que se están construyendo en el país podrían aumentar drásticamente las emisiones de carbono de Dinamarca, trastocando sus planes de reconversión energética. Este país se considera líder en la transformación hacia las renovables, que actualmente alcanzan una capacidad de 6,5 GW, cubriendo el 30% de la generación total de energía y el 60% del consumo eléctrico, y que esperan incremental para llegar al 100% para 2050. En Dinamarca, las energías renovables cuentan con plantas hidroeléctricas, solares, de reactores biológicos pero, sobre todo, eólicas. Y este sistema tiene el inconveniente de que depende de las condiciones del viento, de la capacidad de los generadores para aprovecharlo, y de la cantidad de instalaciones existentes. Esto hace que la red de distribución de electricidad pueda tener un alto porcentaje de inestabilidad. Para contrarrestar esto y no sufrir cortes en el suministro, Dinamarca cuenta con dos centrales térmicas de carbón, de las que quiere deshacerse en 2030.

Pero, según este informe, las enormes exigencias energéticas de los grandes centros de datos que se van a construir próximamente dentro de sus fronteras podrían aumentar en un 10% las emisiones de carbono del país para 2030. Esto podría suponer un gran paso atrás en sus planes de reconversión, ya que les obligaría a seguir empleando combustibles fósiles para hacer frente a la gran demanda de estas instalaciones. Se calcula que un solo centro de datos de hiperescala, como el que Apple tiene proyectado abrir en los próximos 12 meses, puede demandar unos 200 MW de potencia, lo que supondría el 4% de la capacidad de la red actual. Por ahora, las autoridades del país no han tomado ninguna medida a este respecto, y de momento no se sabe si modificarán su hoja de ruta para alcanzar el 100% de renovables. Pero esta información puede tener influencia en los planes actuales y futuros de los gigantes de la nube como Facebook, Google, Amazon, Microsoft o Apple, y también de los países donde se van a construir sus futuras instalaciones.

 

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.