Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Qué son los micro data center

  • Noticias y Actualidad

generica tecnologia negocio

Las empresas tienden a descentralizar el almacenamiento y el procesamiento de datos para optimizar sus sistemas y no saturar los centros de datos principales. Para ello se emplean los centros de datos de tamaño reducido, que procesan la información y sólo envían a la central la que realmente es válida para el negocio.

Las empresas que trabajan con grandes volúmenes de datos, como las de telecomunicaciones o industria conectada reciben grandes cantidades de información, que normalmente provienen de fuentes concretas, alejadas del núcleo de su estructura. En muchos casos se trata de datos en bruto, como información de sensores, cámaras y dispositivos IoT que envían casi todo sin preprocesar, obligando a utilizar grandes recursos del centro de datos central y de las redes en tareas que restan eficiencia a las áreas de negocio vitales. La estrategia más efectiva que se emplea para lidiar con este problema se basa en conceptos como el Edge Computing o el Fog Computing, que acercan el procesamiento de la información a los puntos donde se genera, extrapolando y enviando a la central sólo lo relevante.

Para ello se emplean los micro centros de datos, infraestructuras distribuidas, de pequeña escala, centradas en el almacenamiento y procesamiento de la información de esos subsistemas. Por ejemplo, en una cadena de montaje industrial basada en IoT, en diversas aplicaciones de la telefonía móvil o en los futuros proyectos de ciudades y vehículos conectados. Gracias a esto se obtienen múltiples ventajas. Por ejemplo, la optimización de toda la red empresarial, que se puede emplear de forma más eficiente al no sobrecargarse con un excesivo volumen de datos que deben ser procesados antes de ser accesibles por el resto de la organización. También es importante que las aplicaciones que se nutren de esta información se benefician de un procesamiento realizado en el centro de datos más cercano, ofreciendo mayor velocidad de respuesta.

Estando bien diseñadas y administradas, estas instalaciones proporcionan garantías de seguridad y fiabilidad a los clientes que acceden a su información. Para ello los micro centros de datos cuentan con un software de gestión de infraestructuras de Data Center (DCIM) que permite la gestión remota. Además, cada vez más proveedores comercializan estos equipos preconfigurados a medida para funcionar con el hardware del cliente, como sistemas de respaldo, refrigeración, SAIs, etcétera. Gracias a esto la puesta en marcha de estas instalaciones es mucho más rápida que la de un centro de datos convencional, permitiendo ampliar el negocio con más agilidad.

Este tipo de estructuras ya forman parte de la nube híbrida de muchas empresas y se espera que la progresiva implantación de los dispositivos IoT en diferentes sectores del tejido empresarial y público lo impulsen progresivamente. Según Gartner, actualmente el 10% de los datos generados por las empresas se crean y se procesan fuera de los data center tradicionales o en la nube. Y prevé que para 2022 esta cifra llegará al 50%. Según los expertos, las empresas que quieran liderar el sector de IoT deben ponerse al día con las infraestructuras Edge, para saber cómo implementarlas adecuadamente y formar al personal en la administración de estos sistemas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.